Los pasajeros del vuelo DL0451 de Delta Air Lines aguardan para recibir una explicación por parte de la aerolínea. (Suministrada) (semisquare-x3)
Los pasajeros del vuelo DL0451 de Delta Air Lines aguardan para recibir una explicación por parte de la aerolínea. (Suministrada)

Pasajeros del vuelo 0451 de Delta Air Lines que debía despegar ayer, domingo, del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de la ciudad de Nueva York con destino a San Juan estuvo detenido por más de cuatro horas hasta que, finalmente, fue retrasado hasta las 9:30 a.m. de hoy.

La aerolínea, por su parte, ofreció a los 180 viajeros versiones encontradas para explicar la demora hasta que, en última instancia, culpó a una tormenta por la situación.

No obstante, múltiples pasajeros aseguraron que la tripulación llegó una hora y media tarde, lo que provocó que el vuelo saliera más tarde y se topara con la tormenta.

Según mensajes de pasajeros recibidos por El Nuevo Día, el vuelo debía despegar a las 6:00 p.m., pero el avión, un Boeing 737-900ER, permaneció en la pista hasta las 8:00 de la noche. La primera explicación ofrecida por la aerolínea fue que un vuelo de Dominicana de Aviación había llegado tarde, pero luego indicaron que había que cambiar de puerta de embarque.

Sin embargo, el avión continuaba sin despegar, a lo que la aerolínea dijo que la aeronave no estaba lista aún. Al aumentar la demora personal de Delta explicó que el retraso se debía a una tormenta y que el vuelo sería desviado hacia Atlanta, donde una nueva tripulación realizaría el viaje final hacia San Juan.

Luego de permitir que los pasajeros abordaran, se anunció que restaba por llegar el capitán y dos asistentes de vuelo. Tras resolver la situación con el personal de vuelo, el avión salió del embarque, pero un corto tiempo después fue ordenado a regresar a otra puerta de embarque (B30). Por último, la aerolínea anunció el retraso hasta las 7:45 a.m.

De acuerdo a un portavoz de Delta que habló con los pasajeros, "Delta no ha proporcionado los motivos por los cuales el vuelo ha sido demorado. Cuando tengamos más información, será proporcionada".

En declaraciones a El Nuevo Día, la gerente general de Comunicaciones Corporativas de Latinoamérica y el Caribe, Sarah Lora, sostuvo que "el clima estaba difícil y no había una ruta segura para operar. No se operó el vuelo porque no había una ruta segura al momento”. 

La portavoz de Delta indicó el avión estuvo en la pista desde las 6:46 p.m. hasta las 8:57 p.m. en espera del permiso de despegue, pero las condiciones del tiempo en la ruta no lo permitieron. Luego, a las 12:20 de la madrugada se determinó que el vuelo no podía ser operado debido a las condiciones del tiempo y por la seguridad de los pasajeros.

Finalmente el vuelo despegó a las 9:28 de la mañana de hoy. Lora aseguró que, contrario a lo que señalaron pasajeros, la tripulación del avión no llegó tarde, sino que en medio de las horas de atraso se alcanzó el periodo máximo de horas que una misma tripulación puede trabajar. 


💬Ver 0 comentarios