Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Esmarline en escuela intermedia junto a su madre, Jacqueline Peralta y su abuela, Lidia Henríquez. (Especial para El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela)

Para entender bien esta historia, hay que ubicarse primero en tiempo y en espacio.


💬Ver 0 comentarios