La exdirectora de Ases fue arrestada por el Negociado Investigaciones Federales (FBI por sus siglas en inglés).

Las autoridades federales arrestaron hoy, miércoles, a la exsecretaria de Educación Julia Keleher, a la ex directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila y al presidente de la firma de contabilidad BDO Puerto Rico, Fernando Scherrer, empresa con múltiples contratos con agencias gubernamentales. 

Además, las autoridades arrestaron a las hermanas Mayra Ponce Mendoza y Glenda Ponce Mendoza, cercanas a la exsecretaria de Educación. Un gran jurado federal también acusó a Alberto Velázquez Piñol, subcontratista del gobierno y de la empresa BDO. 

El Nuevo Día había reportado que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) investiga los contratos otorgados en el Departamento de Educación, el Departamento de Hacienda y ASES a esta firma. La pesquisa, según fuentes de este medio, examina de cerca las subcontrataciones hechas por BDO Puerto Rico, como parte de su operación proveyendo servicios al gobierno.

¿Pero quiénes son los arrestados y cuántos cargos enfrentan? ¿Cuál ha sido su relación con el gobierno? Aquí te explicamos.

Julia Beatrice Keleher, exsecretaria de Educación 

Keleher renunció el 1 de abril a su puesto como titular de Educación. Tras su dimisión, se confirmó que la exfuncionaria era eje de una pesquisa federal. Enfrenta siete cargos criminales. 

En febrero de 2017, Ricardo Rosselló Nevares informó que Keleher había sido designada como principal oficial de Transformación e Innovación de Educación del gobierno de Puerto Rico.

En julio de ese mismo año, el mandatario la designó como oficial de gerencia de proyecto para transformar el Departamento de Educación, rol que se indicó ejercería separado a sus funciones como secretaria.

Keleher fue nominada como titular de Educación a finales de diciembre de 2016. Su nombramiento causó controversias desde un inicio por ser una persona que nunca había trabajado dentro de la agencia, a pesar de que, desde 2007, conocía el sistema educativo puertorriqueño por su trabajo en el Departamento de Educación federal y, posteriormente, como consultora externa.

La extitular fue arrestada en Washington D.C.

Ángela Ávila Marrero, ex directora ejecutiva de ASES

Ha sido empleada de la Administración de Seguros de Salud (ASES) por más de 20 años, ocupando diversas posiciones dentro de la agencia. La ex directora ejecutiva enfrenta seis cargos criminales. 

 

Es egresada de la Universidad Metropolitana, donde obtuvo un bachillerato en Contabilidad y antes de laborar para ASES, fue contralora de National Health Care Center en Guaynabo y directora ejecutiva de Pavía Ambulatory Clinic en Santurce.

Para 1997, se integró a ASES en calidad de Oficial Financiero. Entre los años 1999 y 2003 se desempeñó como directora de Finanzas. Para ese mismo tiempo, ejerció como directora ejecutiva de la agencia de manera interina. Desde el 2003 a 2010, la funcionaria ocupó el cargo de analista estadístico, para luego desempeñarse como subdirectora ejecutiva de ASES durante la administración de Alejandro García Padilla. Desde finales de 2016, ocupó la dirección ejecutiva interina luego de la renuncia de Ricardo Rivera a finales del 2016. En febrero de 2017, el gobernador Rosselló Nevares la nombró jefa de la agencia.

Fernando Scherrer, presidente de BDO Puerto Rico

Se desempeña como director gerencial y jefe de la división de Asesoría a Negocios en BDO Puerto Rico e Islas Vírgenes estadounidenses. Enfrenta seis cargos criminales por fraude electrónico, conspiración para robo y conspiración para lavado de dinero.

Es egresado de la Universidad de Washington y la Universidad de Carolina del Norte, donde obtuvo los grados de bachillerato en Administración de Empresas con una concentración en contabilidad y una maestría en Finanzas, respectivamente.

El contador público autorizado posee una certificación como asesor en reestructuración e insolvencia y en su perfil profesional, se le describe como “experto” en procesos de reestructuración de empresas y procesos de divulgación financiera que se requieren a compañías públicas, según las leyes de valores que implementa la Comisión de Intercambio y Valores (SEC, en inglés).

Se desempeñó como principal oficial financiero de FirstBank durante el período 2006 y 2009, donde fue clave en el proceso de recómputo de resultados financieros de esa institución bancaria.

Antes de cofundar BDO Puerto Rico y laborar en FirstBank, trabajó para PricewaterhouseCoopers (PwC) por espacio de 10 años, participando activamente en los procesos auditoría y relacionados de varias instituciones bancarias en Puerto Rico.

Diversas personas del mundo de la contabilidad en Puerto Rico identifican a Scherrer como un ayudante y contribuyente asiduo del Partido Nuevo Progresista (PNP) y de la campaña de Rosselló Nevares.

Alberto Velázquez Piñol, contratista

Tras salir a la luz la existenciade una investigación federal en curso y que el contratista Alberto Velázquez Piñol es objeto de dicha pesquisa, la administración Rosselló Nevares dejó claro que este no es un empleado de gobierno.

Sin embargo, en la práctica, esa distinción entre las funciones de un servidor público y las de un consultor privado fueron difuminadas por los pasados dos años.

No solo La Fortaleza lo identificaba como asesor del secretario de Salud -según consta de su propio récord-,  Rafael Rodríguez, sino que en esa agencia la percepción de empleados gerenciales era que esa consultoría llegaba como una determinación tomada en el Palacio de Santa Catalina, según fuentes de este diario.

Velázques Piñol enfrenta diez cargos criminales. 

Se entregó a las autoridades en Connecticut

Velázquez se había marchado a la región noroeste de Estados Unidos hace varios meses. Previamente había vivido en Nueva York, cuando trabajó para el Banco Gubernamental de Fomento bajo la administración del gobernador Luis Fortuño.

Glenda Ponce y Mayra Ponce 

Otro de los arrestos efectuados esta mañana fue el de Glenda Ponce Mendoza, quien fue descrita por una fuente como su "secretaria personal" y amiga de Julia Keleher. También fue arrestada su hermana, Mayra Ponce Mendoza. De acuerdo a una fuente, el FBI también mantenía su lupa sobre un contrato de la firma Colón & Ponce, Inc., propiedad de Olga Colón Cortés y Mayra Ponce Mendoza. El contrato tuvo vigencia desde el 8 de junio de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2017. 

El acuerdo aparece firmado por Olga Colón Cortés, aunque en la propuesta de servicios que realizó la firma a Educación también aparece la firma de Mayra Ponce Mendoza. 

Un gran jurado federal acusa a Glenda Ponce Mendoza con nueve cargos criminales, mientras Mayra Ponce enfrenta siete cargos.


💬Ver 0 comentarios