La epidemióloga Ángeles Rodríguez recomendó que se eviten eventos que reúnan a miles de personas, como fue el Día Nacional de la Zalsa. (Juan Luis Martínez)

Aunque todavía no se han confirmado casos de contagio del coronavirus COVID-19 en Puerto Rico, deben posponerse todos los eventos que impliquen altas concentraciones de público para prevenir contagios en momentos en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclamó una pandemia.

Ángeles Rodríguez, quien trabajó como epidemióloga del Estado del 2001 al 2003, indicó que actividades como el Día Nacional de la Zalsa, donde estuvo un médico panameño que luego arrojó positivo al arribar a su país el lunes, deben suspenderse para reducir el riesgo de contagio.

"Ese tipo de actividad, que tenga más de 1,000 personas se debe cancelar. Tiene un impacto económico y es antipático, pero se tienen que tomar", sostuvo Rodríguez.

"Esto es una emergencia", enfatizó.

Más temprano, el locutor Jorge Pabón “El Molusco” anunció que pospuso su show de este próximo sábado, “#Bajito que se ofenden” en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, como medida preventiva ante la emergencia de salud que se presenta en el mundo por el coronavirus. También, la Federación de Baloncesto de Puerto Rico anunció que dejó en pausa todos sus torneos, incluidos los de ligas que involucran menores de edad.

Mientras, Rodríguez destacó otros eventos que no se han cancelado como es el caso del Corona Pro Surf Circuit, del 13 al 15 de marzo en Rincón, y el IronMan 70.3 que se efectuará este domingo en el área de la playa del Escambrón en San Juan.

Otro evento, pero más distante en fecha, es la serie de juegos de Grandes Ligas entre los Marlins de Miami y los Mets de Nueva York a celebrarse del 28 al 30 de abril en el estadio Hiram Bithorn de San Juan.

El infectólogo Héctor Meléndez coincidió con la posición de Rodríguez y expresó que es más apremiante que las congregaciones multitudinarias sean evitadas por personas consideradas de mayor riesgo, como las adultas mayores y con condiciones crónicas de salud.

Igualmente, propuso evaluar otras alternativas para realizar eventos multitudinarios, como son conferencias con personas conectadas a través de internet desde sus hogares u oficinas.

"Por ejemplo, la conferencia más importante sobre enfermedades virales en Estados Unidos decidió hacerlo todo online y canceló la convención presencial. Son intervenciones que debemos considerar desde ya, aun cuando nos hayan dicho que no hay casos oficialmente reportados", mantuvo Meléndez.

"Puede haber casos ya circulando. Cuando se declara una pandemia estamos hablando de que hay transmisión en la mayoría de los países. No sería una mala estrategia considerar eventos que sean a gran escala, donde hay muchas personas, posponerlo o buscar otras alternativas", agregó.

La principal preocupación de Rodríguez es evitar que se desate un contagio masivo que no pueda ser atendido el sector de la salud en Puerto Rico.

"Uno debe tener abundancia de cautela, porque lo que se quiere aquí, y tratan de enfatizar los científicos, es detener la curva de transmisión para bajar la cantidad de personas que van a estar sintomáticas severas al mismo tiempo, y que no sobrepueblen el sistema de salud y lo hagan colapsar", dijo Rodríguez.

"Tenemos pocos recursos, pocos médicos, pocas enfermeras... Los hospitales tienen otros problemas, porque la gente se sigue enfermando de otras cosas y en las comunidades donde han tenido contagios en masa los sistemas de salud han colapsado, como en Italia, Corea y China", afirmó.


💬Ver 0 comentarios