Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Según el contrato en el registro del Contralor obtenido por El Nuevo Día, Puma y la AEE llegaron a un pacto en el 2017 para que la empresa le supliera combustible diésel para la flota de la corporación pública. (Jorge A. Ramírez Portela / Especial El Nuevo Día)

Justo en la víspera de un paro nacional para que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares deje su cargo por los escándalos de corrupción y el chat de Telegram, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) ha aprobado, a pedidos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la extensión de un contrato con Puma Energy para la compra de combustible, pagando prácticamente el doble de lo que pagaba hasta ahora.


💬Ver 0 comentarios