El último reo que murió en una cárcel fue en la de Bayamón. (GFR Media)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced informó hoy que le ordenó al secretario interino de Corrección y Rehabilitación Eduardo Rivera Juanatey que se investiguen las muertes en las cárceles del país que se han reportado en los últimos meses ya que la racha de decesos es “inaceptable”.

“En las instituciones carcelarias no se supone que muera ningún confinado”, dijo la mandataria en su primera aparición pública desde que el huracán Dorian amenazaba con afectar a Puerto Rico a finales de agosto.

En total, desde agosto, cinco confinados y un guardia correccional han fallecido por sucesos ocurridos en las cárceles de la isla.

“De ninguna manera se excusa ni hay justificación para eso (las muertes). Ellos (los confinados) van a cumplir con una deuda con la sociedad. Lo que he hablado con el nuevo secretario es que se investiguen las circunstancias que están ocurriendo”, sostuvo Vázquez tras participar de la entrega de un hogar a unos damnificados por el huracán María en las Parcelas Falú en San Juan. 

La gobernadora no precisó más detalles de las instrucciones impartidas al jefe de Corrección. Sí mencionó, sin embargo, que, a su entender, no se han hecho registros en los últimos meses en las instituciones penitenciarias. Sostuvo que las muertes se deben, en parte, por el problema de uso y abuso de drogas en las cárceles.

“Es importante trabajar con la rehabilitación del confinado y la seguridad, no solo de los oficiales de custodia, sino de los confinados”, dijo.

A inicios de agosto el oficial correccional Pedro Joel Rodríguez Mateo como consecuencia de las heridas que sufrió a finales de julio de parte de un reo en el área de máxima seguridad del Complejo Correccional Las Cucharas en Ponce.

Esta mañana se informó del fallecimiento de Luis Carrasquillo Calderón, de 43 años, en la Cárcel 501 del Complejo Correccional de Bayamón. No se informaron las causas de la muerte. El domingo, entretanto, otro reo, de nombre Bryan Guasp Guerra, de 27 años, falleció tras recibir un trauma en la cabeza. El día antes, en el Anexo 500, del Complejo Correccional de Guayama, murió Eliomar Ortiz Méndez, de 25 años, fue encontrado muerto en una celda del Anexo 1000 en Guayama. La causa del fallecimiento no se ha precisado.

En agosto, el recluso Luis Sostre Piccinnini murió en el complejo correccional de Guayama por causas todavía sin esclarecer, mientras que el confinado José Dávila Quiñones fue encontrado sin vida y con rastros de golpes en el Anexo 292 de Bayamón.


💬Ver 0 comentarios