Los turnos de trabajo para el grupo de 30 militares, según conversado entre las partes, serán de 12 horas. (semisquare-x3)
Los turnos de trabajo para el grupo de 30 militares, según conversado entre las partes, serán de 12 horas. (Gerald López Cepero)

Por tercera ocasión en menos de dos años, la Reserva del Ejército de los Estados Unidos destacará un grupo de militares en el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) para asistir en las labores de recibo, manejo y transportación de cadáveres.

Aunque todavía queda por definirse el acuerdo entre las partes, es posible que el grupo de 30 militares -pertenecientes a las dos unidades de Asuntos Mortuorios del Ejército destacadas en la isla- se traslade al NCF entre este viernes y sábado, confirmó el teniente coronel Carlos Cuebas, portavoz de la Reserva del Ejército de los Estados Unidos.

Estas unidades están especializadas en la recolección, inventario, manejo y almacenamiento de restos de una manera digna y con honor”, señaló Cuebas, quien no precisó cuándo se ultimarán los detalles del contrato.

Los turnos de trabajo para el grupo de militares, según conversado entre las partes, serán de 12 horas. “Nos vamos a estar reuniendo prontamente con la comisionada (designada) del Negociado de Ciencias Forenses (Beatriz Zayas) para establecer el acuerdo”, indicó Cuebas.

Otra de las posibilidades que se analizan como parte del pacto es trasladar hasta la sede del NCF, en Río Piedras, una morgue movible. Actualmente, la Reserva cuenta con 20 vehículos de este tipo en la isla, los cuales son llevados hasta escenarios de guerras para asistir con la acumulación de cadáveres, y de las pertenencias personales que se ocupan a las víctimas.

La unidad mortuoria, explicó Cuebas, es refrigerada y tiene una capacidad para acumular hasta 16 cadáveres. En la parte posterior tiene un área administrativa, donde los militares mantienen un control del inventario de los cuerpos.

La primera movilización de la Reserva al NCF ocurrió a pocos días del paso del huracán María y se extendió hasta diciembre de 2017. El 8 de agosto del año pasado, un grupo de 13 soldados llegó a la dependencia para, una vez más, ayudar en las labores de recibo, manejo y transportación de cadáveres.


💬Ver 0 comentarios