Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La representante María Milagros Charbonier. (GFR Media)

El entirillado del proyecto de ley que prohíbe las terapias de conversión mantiene el polémico lenguaje que le permite realizar estas prácticas a iglesias y padres.


💬Ver 0 comentarios