La gobernadora Wanda Vázquez ordenó ayer a toda institución de salud pública o privada que informe “de manera expedita” al gobierno de cualquier caso positivo o sospechoso de coronavirus. (GFR Media)

Con -al menos- tres semanas de retraso, el gobierno por fin está en vías de inaugurar un sistema de vigilancia epidemiológica del coronavirus que, si funciona como se espera, ayudará a identificar, aislar y atender a las personas que hayan entrado en contacto con los positivos a esta enfermedad, en la estrategia conocida como rastreo de contactos que es esencialísima para contener la propagación del COVID-19, pero que aquí, hasta ahora, no se ha estado haciendo.

El gobierno, además, espera que el sistema produzca la cantidad y el tipo de datos sobre el desarrollo de la pandemia que no se han tenido hasta ahora y que ha impedido, entre otras cosas, que se pueda hacer una proyección epidemiológica que permita a las autoridades tratar, como se ha hecho en otros países, de determinar científicamente cómo se desarrollará el coronavirus aquí, con el propósito de prepararse para los posibles escenarios.

El sistema de vigilancia y rastreo de contactos fue diseñado por el Comité Ejecutivo de Asesoría Médica, mejor conocido como el “task force”, que guía a la gobernadora Wanda Vázquez en el manejo de este tema.

Básicamente, se hizo oficial ayer por la mañana cuando la mandataria firmó una orden en la que obliga a toda institución pública o privada de salud en la isla, así como a los municipios, a reportarle al Departamento de Salud “de manera expedita” todo caso positivo, negativo o sospechoso de coronavirus del que tengan con conocimiento, con información vital básica de esa persona.

Hasta el informe de ayer, el Departamento de Salud carecía de información básica como lugar de residencia, sintomatología e historial de viaje de la mayoría de los 316 casos positivos detectados hasta ese momento aquí.

Tampoco tenía certeza de si, en ese número, estaban incluidos los positivos que han sido detectados en los cerca de diez municipios de la isla que hacen pruebas. Entre estos municipios, está San Juan, que hasta ayer había hecho 819 pruebas y detectado 27 casos positivos, según la alcaldesa Carmen Yulín Cruz.

Las pocas instancias de rastreo de contactos que ha habido en Puerto Rico durante las pasadas tres semanas fueron hechas por hospitales privados o por individuos que, al saberse contagiados, se comunicaban ellos mismos con sus contactos para dejarles saber que debían tomar precauciones.

La idea de esta estrategia es que cuando una persona sabe que estuvo en contacto con una persona contagiada tome precauciones que, a su vez, evitaría que les pase el posible contagio a otros y así retrasar o detener la propagación del virus.

“Ante el gran reto que enfrentamos con la actividad pandémica que representa el COVID-19, se hace imperativo que ampliemos el alcance de la información recopilada y establezcamos mecanismos más eficaces y abarcadores para su recopilación, de manera que el Departamento de Salud cuente con datos más completos y precisos, incluyendo aquellos casos que son sospechosos y aún no se han notificado los resultados de la prueba”, dijo la gobernadora Vázquez.

Tanto los epidemiólogos que trabajan con el nuevo sistema de vigilancia, como expertos de la academia, reconocen que es muy difícil, si no imposible, recuperar la información que se perdió en las tres semanas, que se cumplen hoy, desde el primer caso sospechoso en la isla, reportado el 8 de marzo, sin que se haya establecido el rastreo de contactos.

Muchos infectados sin saberlo

Esta estrategia ha sido identificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los pilares de la lucha contra el COVID-19, junto al distanciamiento social y la disponibilidad de pruebas.

En las pasadas tres semanas, incontables personas en Puerto Rico han vivido sin saber que tuvieron contactos con algún enfermo de coronavirus, los que los expuso tanto a ellas como a las personas con las que ellas a su vez interactuaron.

“Muchas personas pudieron haberse infectado. Nosotros estamos claros en eso. Hay mucha gente asintomática que puede afectar a otra”, dijo Juan Carlos Reyes, epidemiólogo del Comité.

El Comité dijo que está listo para comenzar formalmente el esfuerzo, pero no ha recibido la luz verde del Departamento de Salud. En conferencia de prensa el miércoles, el secretario González dijo que la vigilancia comenzaba ayer, jueves. González no estuvo ayer disponible para entrevista con El Nuevo Día.

Reyes explicó que con la información que se obtenga sobre casos de coronavirus, epidemiólogos regionales del Departamento de Salud, asistidos por unos cien voluntarios en toda la isla, se comunicarán con todas las personas que puedan haber estado en contacto con los enfermos. Los positivos serán aislados y los otros serán puestos en cuarentena.

“Vamos a tener una persona que va a estar llamando diariamente a esas personas, a los positivos y a los contactos, para ver la evolución de la enfermedad en cada uno de ellos, por si en algún momento la persona se enferma dirigirla a un servicio de salud”, señaló Reyes.

Reyes dijo que hay matemáticos de la facultad del Departamento de Bioestadística y Epidemiología del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) diseñando modelos para tratar de predecir el desarrollo de la pandemia aquí, pero necesitan primero que el sistema de vigilancia empiece a producir datos confiables que se puedan usar.

“Tan pronto el sistema de vigilancia nos provea esainformación, esos matemáticos están ya listos para comenzar a hacer modelos de predicción de la epidemia”, sostuvo Reyes.

La epidemióloga Melissa Marzán, de la Escuela de Ciencias de la Salud de Ponce, dijo que es muy difícil recuperar la información que se perdió en las semanas en las que no se estuvo haciendo rastreo de contactos.

Pero agregó que la información que se recupere de ahora en adelante será valiosa para tratar de tener la propagación del virus y para tener ideas más precisas de dónde la enfermedad puede estar haciendo estragos particulares. “Prospectivamente, sí puede funcionar”, señaló.


💬Ver 0 comentarios