La organización exigió igualdad como ciudadanos americanos, tener representación con voto en el Congreso y el votar por el presidente de Estados Unidos.

Varios cientos de manifestantes alzaron su voz este domingo frente al Tribunal Federal en Hato Rey, para reclamar un trato igualitario por parte del Congreso de Estados Unidos a los ciudadanos estadounidenses residentes en Puerto Rico y exigir la anexión de la isla como el estado número 51.

“Llevamos 122 años siendo discriminados por la cláusula territorial como ciudadanos americanos y entendemos que ya de manera contundente dos veces, ejerciendo nuestra libre determinación a través de los plebiscitos hemos escogido la estadidad”, expresó Elvin Méndez, portavoz del Movimiento Revolución Estadista, entidad que convocó la manifestación.

El líder de 27 años sostuvo que se trata de una manifestación ideológica, fuera de líneas partidistas, cuyo objetivo es que se llegue a una conclusión respecto al estatus de Puerto Rico y su relación con Estados Unidos.

“Reconocemos que hay otros sectores con otras ideologías y es tiempo que nos levantemos y nos hagamos sentir”, dijo a Méndez a El Nuevo Día.

Ondeando banderas de Puerto Rico y de Estados Unidos, los manifestantes que llegaron desde diversas partes de la isla marcharon desde la estación del tren urbano en Sagrado Corazón en Santurce, hasta la entrada principal del Tribunal, bajo la insignia de una “revolución estadista”.

1. cientos de ciudadanos llegaron al tribunal federal en Hato Rey convocados por la organización Revolución Estadista para reclamar el derecho de Puerto Rico a ser un estado más de la nación Americana.

En el último tramo de la marcha en la Avenida José Oliver, desde una “tumbacoco” un narrador que a su vez relataba por radio el evento reclamaba que la cola de la marcha se extendía “sobre una milla de distancia”, aunque se trataba de un tramo de 400 metros, que equivale a un cuarto de milla.

“Hay miles, no hay cientos de personas, hay miles”, insistía el hombre, a pesar de que el número de asistentes era reducido, observó este diario. Los manifestantes que se dieron cita respondieron a un llamado convocado por jóvenes principalmente a través de las redes sociales, indicó Méndez.

La convocatoria es otra muestra del papel fundamental que se propone ocupar la juventud en el panorama político puertorriqueño, tal cual quedó evidenciado en las multitudinarias manifestaciones del verano del 19.

El Movimiento fue gestado hace poco más de un mes por un grupo de jóvenes de Aguadilla, Morovis, Adjuntas y Villalba, entre otros municipios. Al llegar al Tribunal, los jóvenes anunciaron que se proponen presentar al Congreso una propuesta de Resolución para que se declare a Puerto Rico como un territorio incorporado a los Estados Unidos. Antes de eso, dijeron que durante los próximos 15 días las personas podrán enviarles sus comentarios y sugerencias, que serían evaluadas para ser incluidas en la propuesta.

“Si verdaderamente queremos lograr la revolución estadista, tenemos que convertirnos todos en soldados de la estadidad”, expresó a los presentes José Olmo, portavoz de losveteranos en la manifestación.

“Esta estrella que ustedes ven aquí en la hermosa bandera de Puerto Rico, va a impactar a la bandera de los Estados unidos y la vamos a cambiar por una bandera de 51 estrellas”, manifestó por su parte Alfredo Román, líder la Juventud Estadista en la zona oeste.

Aunque el llamado de estadidad era el principal reclamo de la marcha, fueron diversas las denuncias y preocupaciones compartidas por manifestantes de todas las edades.

Ambar Garcés, una de las jóvenes que se dio cita en la manifestación, hizo un llamado a la unidad en la isla y manifestó preocupación respecto a la situación económica que vive el país.

“Hay mucha gente viviendo en estado de pobreza”, expresó la aguadillana de 23 años.

Por su parte, Teresita Meléndez manifestó su indignación ante un gobierno estatal cuyas figuras políticas “no entienden las necesidades del ciudadano puertorriqueño”.

“Estamos cansados de políticos penepés y populares, no queremos más políticos, queremos gente que trabaje por Puerto Rico”, sostuvo la barranquiteña de 60 años.

La mujer añadió que se había sentido engañada por el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien renunció al cargo luego de las históricas manifestaciones en su contra. “Rosselló cuando comenzó fue para mí lo mejor que había llegado a Puerto Rico, creíamos en sui palabra. Nos engañó”, afirmó.

Entre los manifestantes también hubo críticas al presidente Donald Trump y molestia ante los constantes ataques del primer ejecutivo federal hacia Puerto Rico, así como la información incorrecta que en varias ocasiones a compartido a través de Twitter sobre la cantidad de dinero de asistencia que ha enviado el Congreso al gobierno estatal tras los huracanes Irma y María.

“Exigimos respecto”, planteó Egbert Quiñones, quien llegó desde Ponce para marchar. “Es importante dejar saber a Puerto Rico y al mundo que habemos ciudadanos americanos en esta patria que atesoramos nuestra ciudadanía y que queremos defenderla ante todo”, añadió el hombre de 56 años.  

Varias figuras políticas como el senador Henry Neumann; los representantes José “Quiquito” Meléndez, Jorge Navarro y María Milagros Charbonier; y la ex comisionada del PNP Norma Burgos, participaron de la manifestación. 


💬Ver 0 comentarios