El embalse y represa de Toa Vaca en Villalba, el cual se encuantra en nivel de observación. (GFR Media)

La lluvia que cayó a causa de la tormenta tropical Karen provocó una mejoría en los niveles de los embalses afectados por la sequía, principalmente en los de La Plata, en Toa Alta, y Toa Vaca, en Villalba, detalló este miércoles la vicepresidenta de operaciones de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán.

La Plata, por ejemplo, se encontraba en el nivel de “Observación”. Antes del paso de Karen ayer por la Isla, registraba 47.53 metros.

Pero tras la lluvia recibida ayer en la cuenca del embalse, el nivel aumentó a “Seguridad” con 48.14 metros.

“Eso es bueno. Fueron 40 centímetros de lluvia”, expuso la ingeniera Pagán.

Mientras, en Toa Vaca se registró un aumento de 24 centímetros. Permanece en el nivel de “Observación” con 146.27 metros.

Actualmente, Toa Vaca es el embalse que en peor estado se encuentra, debido a la sequía que afecta a la Isla.

La funcionaria dijo que “estamos esperanzados que en el día de hoy recibamos más lluvias adicionales para aumentar el nivel”.

El lago de Cidra fue otro de los embalses que registró un aumento “favorable” de 10 centímetros. Esto lo ubicó en una medida de 401.67 metros.

Este embalse se encuentra también en nivel de “Observación”, lo que la entrada de agua representó un alivio, según dijo la vicepresidenta de Operaciones.

También registró un aumento de nivel Cerrillos, en Ponce. Específicamente, fue de 21 centímetros, lo que lo ubicó en un nivel de 165.41 metro

“Para la zona sur es bien beneficioso”, comentó la funcionaria, al explicar que Cerrillo le pertenece al Departamento de Recursos Naturales, pero la AAA extrae agua de allí para suplir otras plantas de filtración.

El único embalse que disminuyó el nivel fue Carraízo, en Trujillo Alto. Sin embargo, se debió a una medida de seguridad que tomó la AAA para evitar una acumulación de agua mayor a la que tiene capacidad el embalse, que a su vez provocara la apertura completa de compuertas y las inundaciones en Loíza.

Pagán indicó que desde las 2:00 p.m. mantienen la compuerta número 4 con una apertura de medio metro para dejar escapar el agua. Esta medida ha provocado que el nivel haya bajado de 40.66 metros a 40.10 metros.

“Ya tenemos capacidad para recibir escorrentías”, sostuvo.

Por otro lado, la vicepresidenta de la AAA comentó que varias plantas de filtro operan a baja capacidad o han interrumpido el servicio, debido a que se registra turbidez o las tomas de agua quedaron tapadas a raíz de las fuertes lluvias generadas por el ciclón.

Los pueblos afectados son Camuy, Hatillo, Arecibo, Utuado, Jayuya, Río Grande y Naguabo.

“Según el nivel de la turbidez vaya disminuyendo, sigue la operación de las plantas (de filtración) con normalidad”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios