En la actualidad, la edad mínima para acceder legalmente a cigarrillos y otros productos derivados del tabaco es a los 18 años. (GFR Media)

Puerto Rico persigue reducir el consumo de tabaco y, en consecuencia, los efectos nocivos del mismo por lo que perseguirá aumentar la edad para comprarlo de los actuales 18 a los 21 años, una medida que se une al inicio de una investigación sobre los efectos que produce el uso de cigarrillos electrónicos.

El portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Gabriel Rodríguez, ha presentado un proyecto para restringir la venta de productos de tabaco a menores de 21 años.

En la actualidad, la edad mínima para acceder legalmente a cigarrillos y otros productos derivados del tabaco es a los 18 años.

Rodríguez explicó en un comunicado difundido este martes que en Puerto Rico hay jóvenes que se "iniciaron en el uso del tabaco antes de cumplir los 14 años y es alarmante. Con este proyecto se reducirá el consumo de tabaco en los jóvenes y salvaremos vidas".

Al también representante por el distrito 13 de la isla le "resulta interesante que documentos internos de la industria tabacalera revelen que las personas que comienzan a fumar a los 18 años tienen dos veces más posibilidad de ser fumadores el resto de su vida en comparación con aquellos que comienzan a fumar después de los 21 años", dijo.

"Estos datos evidencian que a estas empresas les conviene económicamente que el hábito se inicie desde la adolescencia", dijo el portavoz del PNP en la Cámara.

Una vez aprobada la enmienda a la Sección 6042.08 del Código de Rentas Internas, el establecimiento que viole la ley se expone a la suspensión por 12 meses de la licencia para traficar cigarrillos, o cualquier otra licencia relacionada con cigarrillos y una multa administrativa de $10,000 por cada incidente.

La Ley comenzará a regir 180 días luego de su aprobación.

El gobierno reconoce que los adolescentes y jóvenes menores de 21 años son más susceptibles a las propiedades adictivas del tabaco.

Un informe del Instituto de Medicina del 2015 (IOM, Institute of Medicine) indica que las partes del cerebro que son más vulnerables a la nicotina y a la adicción a la nicotina "son aquellas que entran en función durante la toma de decisiones, control de impulso, búsqueda de sensaciones placenteras".

Asimismo, un estudio de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) del año 2012-2013 reveló que un 7% de los estudiantes de escuela intermedia y superior fumaron en el último año y un 32.7% de estos, se iniciaron en el uso del tabaco antes de los 14 años.

En el año 2016, Hawaii fue el primer estado en aprobar legislación para aumentar la edad mínima de venta de tabaco a 21 años de edad.

Del 2016 al 2017, hubo una reducción en la prevalencia de uso de cigarrillos entre adultos en Hawaii de 14.1%  a 13.1%.

Por otro lado, la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, que preside Juan Oscar Morales, inició este lunes una investigación sobre los efectos que produce el uso de cigarrillos electrónicos y las gestiones del gobierno para atender este problema de salud pública.

La Cámara baja informó a través de un comunicado de que la resolución de la Cámara 1522, presentada por Pedro Santiago y Maricarmen Mas Rodríguez, también busca identificar si existen estadísticas sobre las edades promedio de las personas que utilizan los cigarrillos electrónicos en Puerto Rico.

La resolución tiene como objetivo además estudiar la posibilidad de implementar medidas para desalentar su uso entre adolescentes y jóvenes de edad escolar.

Morales enfatizó que ante el cuadro que se ha presentado en los Estados Unidos, la comisión quiere presentar legislación que reduzcan estos cigarrillos o evaluar la posibilidad de prohibir su venta.

Ello debido "a que son los jóvenes entre los 14 a 18 años los que están consumiendo este producto" por ser demasiado accesible", concluyó.

Doce personas han muerto en Estados Unidos y un total de 805 han sido afectadas por lesiones pulmonares relacionadas con el consumo de cigarrillos electrónicos en el país.

En su mayoría, los afectados, que residen en 46 estados, son hombres (72 %) y personas entre 17 y 38 años de edad (67 %), según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La agencia federal detalló que en todos los casos reportados se trata de personas que han vapeado y la mayoría de ellos ha consumido tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente psicoactivo de la marihuana.


💬Ver 0 comentarios