Thomas Rivera Schatz, señaló ayer que la medida enfrentará varios cambios y que esas enmiendas se darían a conocer hoy. (Luis Alcalá del Olmo)

Con estribillos y pancartas a favor de la protección de los derechos humanos, representantes de diversas organizaciones llegaron esta tarde hasta el Capitolio para manifestarse en contra del proyecto que crearía un nuevo Código Civil.

Aunque la delegación de la mayoría novoprogresista en el Senado determinó ayer posponer la discusión del proyecto que crearía un nuevo Código Civil para enero del 2020, el Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) decidió mantener en pie la manifestación, que había sido convocada luego que el presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, anunciara que la pieza legislativa sería aprobada esta semana en la Cámara alta.

Uno de los portavoces de CABE, el abogado Osvaldo Burgos, sostuvo que no se puede bajar la guarda ante el aplazamiento de la discusión legislativa de la medida. Burgos destacó que estos meses deben servir para educar más al pueblo sobre el Código Civil propuesto.

“Debe haber un mayor esfuerzo de educar al pueblo de lo que significa que se esté aprobando un Código Civil de esta manera. No hemos sido muy efectivos en llevar el mensaje del impacto que tendría esto”, expresó Burgos.

El proyecto para establecer un nuevo Código Civil ha sido objeto de controversias desde que se presentó en la Cámara de Representantes en 2018, mayormente debido a que activistas de derechos humanos y expertos en Derecho han señalado que este atenta contra derechos civiles ya establecidos y abre la puerta al discriminen hacia ciertos sectores, particularmente hacia las mujeres y la comunidad LGBTT+.

En las últimas semanas, representantes del quehacer artístico y cultural de la isla se han unido a las voces en contra de su aprobación y han reclamado que se realicen vistas públicas para discutir la pieza legislativa.

Rivera Schatz, señaló ayer que la medida enfrentará varios cambios y que esas enmiendas se darían a conocer hoy. No obstante, a las 5:00 p.m. aún no se habían circulado los cambios.

Pero, en primera instancia, el líder senatorial adelantó que se eliminará el artículo que les reconoce derechos a los no nacidos y modificarán el lenguaje que, de ser aprobado, podría tener el efecto de prohibir la subrogación gestacional en la isla.

El representante popular Luis Vega Ramos, quien dijo presente en la manifestación, criticó que el documento no se haya analizado con la profundidad que merece.

“Lo que yo lamento es que el manejo de un puñado de asuntos basados en consideraciones ideológicas y basados en prejuicios y exclusión bloqueen el análisis y la aprobación de un nuevo Código Civil”, expresó Vega Ramos.


💬Ver 0 comentarios