(semisquare-x3)
(GFR Media)

Los puertorriqueños que pertenecen a las generaciones millennials y centennials son más pesimistas respecto al futuro del país, sienten una extrema insatisfacción con las entidades gubernamentales, muestran más apatía a los partidos políticos y, en ese último espectro, están más a la izquierda que los miembros de las generaciones que los precedieron.

Las diferencias son más dramáticas en la medida en que aumenta la brecha de edad entre las generaciones, refleja una encuesta realizada por la firma Tendencias Digitales en 11 países latinoamericanos, incluyendo Puerto Rico, encomendada por el Grupo de Diarios de América (GDA).

Por ejemplo, el 65% de los que contestaron la encuesta en Puerto Rico y se identificaron como Baby Boomers evaluaron negativamente la situación del país. Esa apreciación desfavorable es mucho más intensa en los millennials (88%) y los centennials (98%).

“En la apreciación del país parece haber un consenso de negatividad. Ahora, las generaciones más jóvenes tienen una insatisfacción más grande”, interpretó la demógrafa Judith Rodríguez.

Lo mismo ocurre con el gobierno y los partidos políticos: la insatisfacción es más intensa en la medida en que el grupo generacional es más joven. Por ejemplo, el 79% de los Baby Boomers se expresó descontento con el gobierno. Esa cifra, que ya se puede percibir como alta, alcanza el 93% y 96% entre los millennials y los centennials, respectivamente.

La percepción de las nuevas generaciones podría estar ligada a un deterioro general en la credibilidad de las instituciones, independientemente sean públicas o privadas.

Ningún tipo de institución recibió calificaciones positivas en Puerto Rico en cuanto a la credibilidad que las personas de las distintas generaciones le confieren. En el mejor de los casos, los miembros de una sola generación, la X, les atribuyeron alguna credibilidad a las empresas privadas. El resto de las evaluaciones, que incluyeron la judicatura, las iglesias y los partidos, entre otro tipo de instituciones, varió entre mediana y ninguna credibilidad.

De hecho, esa apatía, en el caso de los partidos políticos, llega hasta el punto de que tres de cuatro centennials estiman que los partidos son poco o nada necesarios para el mejoramiento del país. Se trata de una percepción que se ha ido agudizando poco a poco desde los Baby Boomers. El 25% de los miembros de esta generación perciben poca o ninguna necesidad de estas estructuras políticas para el mejoramiento de Puerto Rico.

Estas diferencias pueden ser reflejo de una evolución generacional hacia la izquierda en el espectro político. Mientras, el 34.6% de los Baby Boomers se identificó con una ideología dederecha o centro derecha en la encuesta, estemismo renglón entre los millennials y los centennials se redujo a 16.4% y 14.7%, respectivamente.

El otro lado del espectro político tuvo la ganancia. El 21.3% de los Baby Boomers expresaron afinidad a ideologías de izquierdao centro izquierda. Esto aumentó a 35% y 40.1% entre los millennials y centennials.

“Las generaciones son mayormente centristas en términos generales. A pesar de esto, se ve una tendencia tanto en los millennials como la generación Z hacia la izquierda... Habrá que ver si eso continúa posteriormente porque, a mayor edad, hay más propensidad a ser conservadores”, dijo el sociólogo Víctor García Toro.

Esta encuesta, en Puerto Rico contó con la participación de 472 personas. La iniciativa contó con el apoyo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Para efectos del estudio, los Baby Boomers son las personas mayores de 51 años, los miembros de la Generación X fluctúan entre 37 y 51 años, los de la Generación Y (millennials) entre 24 y 36 años y los de la Generación Z (centennials) son menores de 24 años.


💬Ver 0 comentarios