Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)

El gobernador Ricardo Rosselló firmó hoy la ley que regula el uso de cannabis medicinal en la isla, marco regulatorio que confía potenciará el desarrollo de una industria que estima generará 50,000 empleos directos e indirectos en los próximos tres años.

“Estamos hablando de potencialmente 50,000 empleos directos e indirectos en Puerto Rico, inversión de capital de sobre $200 millones. O sea, que, ciertamente es una industria bien grande, muy robusta y poderosa”, afirmó el ejecutivo al señalar que el estimado tomó en consideración un banco aproximado de 250,000 pacientes.

Aunque la versión final aprobada en la Legislatura y firmada por el gobernador mantiene limitada la venta de la flor a pacientes con condiciones terminales, Rosselló adelantó que, una vez aprobado el reglamento, se podrían incluir otras condiciones de salud, cuyos pacientes podría tener acceso a la moña, si así se determina.

“La flor va a poder utilizarse vía excepción para aquellos casos terminales y para aquellas enfermedades donde se encuentre sea la solución idónea para atenderla”, puntualizó el mandatario que para la firma estuvo acompañado por pacientes y familiares de pacientes que han utilizado el cannabis para atender su diagnóstico médico.

Agregó, igualmente, que el expendio del cannabis medicinal no se verá interrumpido mientras se trabaja con el desarrolló del reglamento que regirá la “Ley para Mejorar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis”. Durante este terminó seguirá inalterada la orden ejecutiva aprobada por la pasada administración de Alejandro García Padilla. 

El estatuto instaura el establecimiento de una Junta que contara con nueve miembros, seis de miembros exoficio del gobierno y otros tres que serán nombrados por el gobernador. “Me requieren sean personas de alta integridad, reputación y con conocimiento en el cannabis medicinal”, puntualizó.

El organismo establecerá los parámetros y la regulación de la industria.

Igualmente, dispone que se confirme un Consejo Asesor integrado por el secretario de Salud, Rafael Rodríguez; dos médicos y un farmacéutico. Este grupo tendrá a su cargo establecer en detalles las condiciones para las cuales se podrá usar el cannabis medicinal e ir agregando aquellos nuevos diagnósticos que investigaciones científicas vayan certificando. Este paso evitaría la necesidad de legislar.

“Se trata de establecer el marco regulatorio para poder establecer el uso del cannabis medicinal para los pacientes en Puerto Rico, en poder fomentar la gran oportunidad de desarrollo e investigación y el poder tener una industria que pueda crecer”, señaló.

Otro aspecto establecido en la ley es el desarrollo de protocolos preexistentes, lo que le permitirá que la solicitud del paciente se vea con mayor celeridad. 


💬Ver 0 comentarios