Las residencias ubicadas en columnas sufrieron daños, pero no colapsaron. (Lester Jiménez / Especial para El Nuevo Día)

Varias residencias en la zona oeste de la Isla, especialmente en el área de Lajas, fueron parcialmente afectadas como consecuencia del terremoto de magnitud 6.4 que se registró la mañana del martes al sur de Puerto Rico.

El alcalde de Lajas, Marcos “Turin” Irizarry, indicó que cerca de 50 casas sufrieron fisuras, desprendimiento de techos y otros daños, pero no se han reportado heridos o muertos a causa del movimiento telúrico.

“Estamos en la calle, investigando. Hay muchas casas afectadas, que sufrieron grandes daños, pero todavía no se ha reportado alguna que haya colapsado. También hubo derrumbes”, comentó Irizarry vía telefónica.

Según la Red Sísmica de Puerto Rico, el sismo tuvo su epicentro a unos 11 kilómetros al Sur-Suroeste de Guayanilla con una profundidad de 6 kilómetros, lo que provocó que toda la Isla sintiera el movimiento telúrico.

Lajas es uno de los pueblos más cercanos al lugar del temblor.

“Esto fue una pesadilla. Se sintió horrible. La gente salió histérica a las calles”, destacó Irizarry, quien activó de inmediato el Centro de Operaciones Especiales en su municipio.

“El personal del Negociado de Manejo de Emergencias Estatal está en la calle verificando los daños y a medida que avance el día, seguiremos recibiendo información”, apuntó.

Mientras, el director de Manejo de Emergencias Estatal en la región de Mayagüez, Alberto Trabal, indicó que muchas personas que se encontraban cerca de la costa se movilizaron a la Plaza de Mayagüez como medida preventiva ante la posibilidad de un tsunami.

“Estamos orientando a las personas de que ya fue desactivada la alerta de tsunami y si entienden que su casa es segura, que regresen”, manifestó Trabal.

Igual escenario vivió la región de Aguadilla donde decenas de familias llegaron hasta las inmediaciones del centro comercial de Aguadilla, uno de los puntos de encuentro identificados para movilizarse en caso de una emergencia.

Otras regiones como Espinal de Aguada, Estella de Rincón y la Marina, en Isabela, también fueron movilizados.

“La gente salió por su cuenta porque muchas de estas familias han sido bien orientados sobre cómo reaccionar en medio de una emergencia”, destacó Elvis Morales, Titular de Manejo de Emergencias en la zona de Aguadilla.


💬Ver 0 comentarios