(GFR Media)

Washington - En medio de la crisis política de la Isla, el Departamento de Vivienda federal (HUD) anunció hoy que nombrará “lo más pronto posible” un monitor especial para supervisar el proceso de desembolso y uso de los cerca de $20,000 millones de su agencia que han sido asignados al gobierno puertorriqueño para mitigar la catástrofe causada por el huracán María.

“Dada la alegada corrupción, irregularidades fiscales y la mala administración del gobierno de Puerto Rico, designaremos un Monitor Financiero Federal para supervisar el desembolso de todos los fondos de recuperación de desastres de HUD", indicó el secretario de HUD, Ben Carson.

A la preocupación de HUD sobre los recientes casos de corrupción, se ha sumado la inestabilidad política en Puerto Rico en medio de la renuncia a la gobernación de Ricardo Rosselló Nevares, dijeron dos altos funcionarios de ese departamento a El Nuevo Día.

El monitor supervisaría el desembolso y el uso de los cerca de $20,000 millones asignados a Puerto Rico a través del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR). En ese sentido, implantará controles financieros, el flujo de los fondos y verificará las facturas.

La intención es que el monitor pueda formar un equipo que incluya funcionarios con experiencia en otorgamiento de contratos, asuntos legales, la gestión de reconstrucción y auditorías. El propio monitor financiero federal deberá tener amplia experiencia en esas áreas, según Carson.

Puerto Rico es tratado, indicaron los altos funcionarios de HUD, como una jurisdicción de alto riesgo, no solo por sus problemas financieros sino por el volumen de fondos que han sido asignados.

Los funcionarios de HUD descartaron que haya un plan para quitarle a Puerto Rico alguna parte del dinero asignado. “Puerto Rico va a recibir los $20,000 millones que han sido asignados”, indicó una de las fuentes.

El jueves, el diario The Washington Post informó de que las restricciones aplicarían a los $8,285 millones prometidos para proyectos de mitigación y que se basaban en una petición del presidente Donald Trump, que se ha quejado de la corrupción y la cantidad de fondos asignados a la isla.

Pero, el monitor financiero federal va a supervisar todos los fondos de HUD, que representan el 40% de los fondos hasta ahora prometidos por el gobierno federal, que alcanzan los $49,000 millones. “La meta es asegurar el dinero de los contribuyentes y que llegue a la gente que más lo necesita”, indicó otro de los funcionarios de HUD.

Las autoridades de Puerto Rico – en medio del cambio de gobierno-, se enteraron hoy mismo de la decisión de HUD.

"Nadie debe tener duda alguna de que los fondos serán distribuidos para ayudar a quienes sufrieron los embates del paso de los huracanes Irma y María sobre nuestra Isla; nuestra gente, la que más necesita de esta importante y particular ayuda”, indicó el secretario de la Vivienda de Puerto Rico, Fernando Gil Enseñat.

Según Gil Enseñat, su departamento "no ha sido objeto de hallazgos en ninguna de las visitas y monitorias (de HUD)" de 2019.

HUD ha hecho disponibles a Puerto Rico $1,507 millones en fondos CDBG-DR. El pasado 28 de febrero, HUD anunció que aprobó el plan de uso de otros $8,221 millones. Pero, esos fondos todavía requieren que se firme “el acuerdo de la subvención”, antes de que se apruebe el desembolso, dijeron las fuentes.

El secretario Carson anunció además que como parte del monitoreo especial al gobierno puertorriqueño separará en el registro federal los fondos de mitigación para desastres que otorga a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses.

El registro federal incluirá en un grupo a Texas, Luisiana, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, West Virginia, California, Misuri y Georgia. En el segundo grupo estarán los  fondos para Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

“Los esfuerzos de recuperación en las jurisdicciones que están preparadas para realizar su parte no deben ser retenidos por la presunta corrupción, irregularidades fiscales y malos manejos financieros que están ocurriendo en Puerto Rico, ni por los temas de capacidad en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos; ésta es la razón por la cual HUD otorgará los fondos de mitigación de desastres en dos grupos separados”, agregó el secretario Carson.

Entre los fondos asignados directamente por el Congreso y HUD, a Puerto Rico se le han prometido unos $20,200 millones en fondos CBDG-DR.

Los fondos CDBG-DR para Puerto Rico fueron inicialmente estructurados para que sean distribuidos en cuatro bloques: $1,507 millones; $8,221 millones; $8,285 millones para proyectos de mitigación; y $1,932 millones que se otorgarán para ayudar a rehacer la red eléctrica.

A principios de junio, la más reciente asignación de fondos para mitigar el desastre causado por el huracán María le prometió otros $300 millones en fondos CDBG-DR.

Antes de HUD, FEMA le quitó al gobierno de Puerto Rico el control para el desembolso de los fondos para agencias y municipios. Mientras, el Departamento de Educación de EE.UU., a finales de junio, ordenó al gobierno de Puerto Rico contratar a un agente fiduciario – una especie de síndico- para controlar los fondos federales que envía a la Isla.

Mientras, el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Puerto Rico ha endurecido las restricciones a la isla como parte de un proyecto de ley que propone asignar $12,000 millones en fondos de Medicaid durante los próximos cuatro años fiscales federales. Esa legislación se discutirá en el pleno de la Cámara baja posiblemente en septiembre próximo.

Hace unos días, además, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, junto a sus colegas republicanos Rick Scott, senador por Florida, y Sean Duffy, congresista por Wisconsin, revivió en una carta a Trump la idea de que el presidente de EE.UU. nombre a un zar de la reconstrucción de Puerto Rico.

Un borrador de legislación del congresista demócrata Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, sugiere además crear un coordinador federal para supervisar los fondos destinados a la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico, y un oficial de Revitalización para la transformación del sistema eléctrico.


💬Ver 0 comentarios