Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ricardo Rosselló dijo que el director y principal oficial ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica abandonó la agencia por "razones puramente personales".

El director y principal oficial ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Walter Higgins, presentó hoy su renuncia, apenas cuatro meses después de haber asumido el cargo, supo El Nuevo Día.

Dimitió por "mutuo acuerdo", precisó el presidente de la Junta de Gobierno de la corporación pública, Ernesto Sgroi

El funcionario también aclaró, en declaraciones escritas, que a Higgins no se le entregará una compensación.

"No existe pago, remuneración, ni bonificación alguna", precisó Sgroi.   

El gobernador Ricardo Rosselló fue el primero en confirmar la renuncia. Lo hizo en una conferencia de prensa que realizó esta mañana en el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

"Sí, el CEO Walter Higgins presentará su renuncia por razones puramente personales. Tuvo un incidente personal no esperado que iba a provocar que estuviera fuera de Puerto Rico por muchas ocasiones", afirmó el ejecutivo.

Comentó que el funcionario permanecerá como un "colaborador" en la AEE, pero no dio más detalles de cómo sería tal acuerdo.

Sgroi detalló, por su parte, que Higgins "dimitió como Principal Oficial Ejecutivo de la AEE, pero continuará en la Junta de Gobierno de la AEE como miembro del ente rector".

“Higgins se unirá a la Junta de Gobierno para proveer continuidad a los procesos de la Autoridad y continuará asistiendo en los procesos de recuperación desde la Junta de Gobierno. Estamos muy complacidos con esta solución lógica para esta transición”, añadió.

Las fuentes de El Nuevo Día indicaron la renuncia de Higgins es efectiva este próximo sábado, 14 de julio.

Entretanto, Higgins indicó, mediante comunicación escrita, que su renuncia se debió a una delicada situación de salud por la cual atraviesa un familiar de su esposa.

"Es cierto que el gobierno tenía conocimiento que batallamos contra una situación de salud seria de un familiar de mi esposa. Esto ha colocado un alto, e inesperado, nivel de presión sobre nosotros. La situación he requerido que mi esposa se haya ausentado de Puerto Rico en repetidas ocasiones, al igual que ausencias no planificadas de mi parte", indicó Higgins en el comunicado de prensa.

"Esta situación de salud es una que no se puede resolver y que colocará cargas adicionales sobre nosotros y, en efecto, ya es así. El gobernador dijo, correctamente, que la situación fue un aspecto importante en mi decisión de renunciar. Mi mensaje para ustedes, mis empleados, se vio limitado, por razones personales, a aquellas comunicaciones internas relacionadas a mi compensación económica", añadió Higgins.

"La Junta de Gobierno de la AEE es, por ley, una entidad independiente encargada de supervisar todos los aspectos operacionales de la corporación, incluyendo otorgar la compensación monetaria adecuada para el presidente. La Junta de Gobierno hizo exactamente eso al contratarme en marzo de este año. Luego de mi contratación surgieron inquietudes de algunos sectores sobre la estructura y bonificaciones de mi contrato. La junta contestó todas las interrogantes, con información oficial, y demostraron que cumplieron con sus responsabilidades de acuerdo a la ley y buenas prácticas de negocios", enfatizó Higgins.

El sustituto

Esta mañana fuentes de este diario indicaron que Higgins sería sustituido por el licenciado Rafael Díaz Granados, quien es miembro de la Junta de Gobierno de la AEE.

A eso de la 1:00 p.m., la Junta de Gobierno emitió un comunicado de prensa en el que dio cuenta del nombramiento de Díaz Granados. 

Revelaron que el funcionario ganará $750,000 anuales, "lo que es consistente con la compensación en la industria eléctrica para compañías del tamaño, la complejidad y el alcance de la corporación pública". 

Carta de Walter Higgins a empleados de la AEE by El Nuevo Día on Scribd

“La importancia de un liderazgo independiente en la Autoridad es que representa una piedra angular, no solo para salir de la bancarrota y el restablecimiento del servicio eléctrico, sino para establecer un modelo de generación y distribución dela energía en Puerto Rico que convierta a la corporación pública en un ejemplo global de bajo costo de energía, resiliencia, sostenibilidad, participación y empoderamiento de los clientes. Bajo el liderazgo de Díaz Granados, la Autoridad continuará superándose para brindar confiabilidad energética a cada puertorriqueño y prepararse para la privatización.  Su trasfondo profesional es evidencia suficiente de que cuenta con las habilidades y las características necesarias para liderar la transformación de nuestra industria eléctrica”, declaró Sgroi.

Rosselló, por su parte, comentó que “Díaz Granados es un miembro de la Junta de Gobierno de PREPA. Es una persona altamente capacitada. Fue CEO de una de las subsidiarias de GE (General Electric) y ha tenido muchísimo éxito... Ya lleva poco más de dos años en la Junta de Gobierno de la AEE".

“Es una persona altamente cualificada, pero hoy es que se van a estar evaluando los candidatos. No sé si hoy es que se llega a la determinación o si se va a tener un interinato”, agregó. 

Dijo que Díaz Granados y los otros de la Junta “fueron escogidos por una terna por sus cualificaciones en el ámbito de energía y podrían presentar ayuda en otros frentes dentro de la AEE”.

El salario

La renuncia de Higgins, de 73 años, se da en medio de críticas por su salario de $450,000 al año, con capacidad de duplicarse si cumplía con ciertas métricas de desempeño.

Hoy, Rosselló no pudo certificar si a Higgins se le tendría que dar alguna bonificación. Se limitó a indicar que "al ser una renuncia, la expectativa nuestra es que algunas de las cláusulas de estos contratos no estarían vigentes”.  

Sobre este último asunto del sueldo, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, señaló el mes pasado que los bonos de productividad están prohibidos en el gobierno.

El Nuevo Día supo que Higgins no habría aceptado una reducción salarial.

Higgins asumió la dirección ejecutiva de la AEE el 21 de marzo y sustituyó en el puesto a Justo González, quien lo había ocupado de forma interina tras la salida de Ricardo Ramos en medio de la emergencia causada por los huracanes Irma y María. González se acogió al retiro el mes pasado.

Entretanto, el 29 de julio de 2017, Díaz Granados fue designado por el gobernador Ricardo Rosselló como miembro de la Junta de Gobierno de la AEE.

Díaz Granados ya había sido miembro del ente rector de la corporación pública y fue renominado por Rosselló en virtud de la Ley 37-2017, que cambió la composición del organismo.

Díaz Granados fue el principal jefe ejecutivo de General Electric en América Latina, Portugal y México, y previo a eso laboró en la US Securities & Exchange Commission.

Cuando se le preguntó a Rosselló si tenía algún candidato, contestó: “¿Yo? No. Esto es un proceso que tiene que llevar a cabo la Junta. Tener un candidato es una cosa. Yo lo que voy a estar evaluando, voy a estar solicitando rendición de cuentas a la Junta de la AEE de que los candidatos que se sometan para esta posiciones puedan rendir cuentas y podamos demostrar cuál es el resultado para el Puerto Rico”.

El primer mandatario no detalló si el nuevo director tendrá el mismo salario de Higgins, cuya compensación se había justificado porque correspondía a lo que cobraban las personas que ocupaban esa posición en otras compañías similares.

Hoy, Rosselló aludió nuevamente a ese criterio.

“La compensación siempre tiene que estar circunscrita, por conducto de la ley, a lo que sería una oferta competitiva dentro del mercado”, mantuvo Rosselló. “Hay portales que estiman lo que debe ser el costo de un principal de una compañía de energía eléctrica, a base de los clientes que tiene, del tamaño, entre otras cosas.

“Para la AEE, como para otras, se usan esos mecanismos. Confío en que se utilizarán”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios