Voces, Coalición de Vacunación anunció que hará  una vacunación pediátrica masiva el 22 de enero en coliseos de siete municipios.
Voces, Coalición de Vacunación anunció que hará una vacunación pediátrica masiva el 22 de enero en coliseos de siete municipios. (Teresa Canino Rivera)

A dos semanas de que todo estudiante de 5 a 11 años esté vacunado contra el COVID-19 para poder tomar clases presenciales, en cumplimiento con una orden emitida el año pasado por el gobernador Pedro Pierluisi, menos de una tercera parte de este sector poblacional ha cumplido con dicho mandato.

Luego que en noviembre de 2021 se aprobara el uso del producto elaborado por Pfizer en estas edades, la vacunación pediátrica se ha estado moviendo a cuentagotas.

“De 10,530 personas que vacunamos en una vacunación masiva el pasado 8 de enero, solo 2,000 fueron niños”, dijo Lilliam Rodríguez, presidenta de VOCES, organización que promueve la vacunación.

Según el Informe de Vacunas COVID-19 en Puerto Rico, que analiza el doctor Rafael Irizarry con datos del Departamento de Salud, hasta el 12 de enero, 67,992 menores de 5 a 11 años habían completado las dosis de esta vacuna. A nivel pediátrico, se requieren dos dosis, con tres semanas de diferencia entre una y otra.

Este grupo de edad asciende a 227,000 residentes en la isla. Salud busca vacunar, al menos, al 95% de la población de 5 a 11 años. La meta del gobierno era aplicar la primera dosis a la mayor parte de este grupo antes del 15 de diciembre y la segunda dosis, el 15 de enero.

Datos del Informe de Vacunas, sin embargo, señalan que solo 114,810 menores tienen la primera dosis. La vacunación contra el COVID-19 en menores de 5 a 11 años es obligatoria si quieren tener clases presenciales. Para ello, deben estar completamente vacunados para febrero.

“He estado viendo muchas dudas y desconfianza de padres jóvenes a la vacuna”, lamentó Rodríguez.

Advirtió que, a pesar de que la mayoría de los menores afectados por el virus no han tenido grandes complicaciones, algunos casos han sido severos, incluso fatales. “Esto es como una ruleta rusa, le pueden dar complicaciones a cualquiera”, dijo.

El doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, coincidió en que, tal como ocurre al inicio escolar con el requerimiento de las vacunas, los padres suelen llevar a sus hijos a inocular en los últimos días.

“Para el 31 de enero, tienen que tener las dos dosis (de la vacuna contra el COVID-19)”, dijo sobre los estudiantes que quieran regresar a clases presenciales.

Igualmente, el pediatra señaló que, aunque los menores suelen tolerar mejor este virus, algunos se han complicado y requerido tratamiento en intensivo.

Según la doctora Carmen Suárez, presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, actualmente hay gran cantidad de menores contagiados con el virus, algunos de ellos hospitalizados.

Datos de Salud advierten que ayer había 87 menores hospitalizados por COVID-19, cinco de ellos en unidades de intensivo.

“Lo más seguro muchos no han podido ponerse la segunda dosis porque están contagiados o sus padres tienen COVID”, sostuvo Suárez.

Agregó que, después de 10 días en aislamiento, si llevan 24 horas sin síntomas, ya pueden vacunarse.

“Ya no hay que esperar tres meses como antes para vacunarse (después de un contagio)”, dijo.

De acuerdo con Suárez, algunos padres han dicho que están esperando que más menores se vacunen antes de inocular a sus hijos.

“Ya hemos enfatizado que esta vacuna es segura y efectiva. Para optimizar la seguridad escolar, a más gente que esté vacunada, más seguridad habrá (contra el virus)”, reiteró.

Recordó que el riesgo de severidad y hospitalización por COVID-19 se reduce con la dosis de refuerzo. Todo estudiante de 12 años o más debe tener dicho refuerzo para regresar a clases.

💬Ver comentarios