Dorado fue uno de los pueblos donde el huracán Fiona causó estragos por los desbordes de cuerpos de agua.
Dorado fue uno de los pueblos donde el huracán Fiona causó estragos por los desbordes de cuerpos de agua. (Dennis M. Rivera Pichardo)

Los alcaldes de los pueblos que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) incluyó esta semana en el listado de municipios elegibles para recibir asistencia pública bajo las categorías de obras permanentes se expresaron aliviados ante el ahorro que la determinación supondrá en los esfuerzos de recuperación tras el huracán Fiona.

El alcalde de Dorado, Carlos López Rivera, precisó que en su caso impulsará un proyecto para canalizar la quebrada conocida como el “chorro de Maguayo”, que ante eventos de gran precipitación suele desbordarse y afectar a las comunidades de los barrios Maguayo e Higuillar.

“Ya habíamos reclamado por otros programas (el proyecto para atender) el chorro de Maguayo, pero lo estamos incluyendo también por si no se nos da en otro de los programas, poderlo viabilizar con los fondos de Fiona. Es uno de los problemas donde más gente se nos afecta. Estamos trabajando con la preparación para poder hacer la reclamación para la canalización”, planteó López Rivera, al destacar que la quebrada –pese a varios trabajos de mitigación realizados anteriormente– sigue siendo un cuerpo de agua propenso a desbordes porque recibe los flujos pluviales provenientes del expreso José de Diego.

En total, Dorado sufrió daños estimados en $35 millones durante el huracán Fiona, indicó el ejecutivo municipal. “Afectó carreteras y viviendas”, dijo.

Río Grande fue otro de los 14 municipios que FEMA incluyó esta semana en su declaración de desastre, al haber sufrido daños cercanos a los $30 millones, según su alcalde, Ángel “Bori” González.

González señaló que previo al anuncio de la dependencia federal ya tenía certeza de que el pueblo sería incluido, pero que personal municipal y de FEMA se encontraban realizando inspecciones para lograr un estimado más preciso del alcance de las reclamaciones. El estimado de $30 millones incluye los gastos en que el ayuntamiento ya incurrió para los trabajos de emergencia, que FEMA identifica bajo las categorías A y B de su programa de reembolsos, aclaró el alcalde.

“Eso nos va a dar paso a atender la mayoría de los casos de las carreteras, que se encuentran en pésimas condiciones por las escorrentías de agua y todo el daño que ocasionó el huracán Fiona”, subrayó.

En Quebradillas, el alcalde Heriberto Vélez indicó que Fiona impactó muchas estructuras que ya se encontraban afectadas por el huracán María, por lo que gran parte de las inspecciones se han dirigido a definir la magnitud de los “daños nuevos”.

“Gracias a Dios no hubo unos daños extensivos. Lo que es carreteras, se rompieron muchas por las lluvias y ahí es que vamos a enfatizar las reparaciones. Hay unas partes que queremos incluir y las vamos a someter, como la pista atlética, los daños que fueron nuevos. Hay unas peticiones (relacionadas a María) que no nos han contestado. Nos preguntamos qué va a pasar porque si con María todavía estamos peleando unos casos no sabemos si vale la pena reclamar ahora”, indicó Vélez, agregando que Fiona también causó daños sobre el teatro Liberty, el gimnasio municipal y varios parques.

“Se nos hace un poco difícil estimar algo sobre otro daño”, recalcó Vélez, quien señaló que el municipio todavía se encuentra realizando trabajos correspondientes a las categorías A y B, que incluyen el recogido de escombros.

El alcalde de Cataño, Julio Alicea Vasallo, señaló por su parte que Fiona tuvo “bajo agua” por más de una semana las calles de tres comunidades de escasos recursos: Puente Blanco, Reparto Paraíso y Juana Matos.

Las vías en estos sectores “sufrieron un daño permanente. Teníamos ya la expectativa de separar $250,000 de fondos ordinarios para la reparación del coliseo Cosme Beitía. Teníamos un estimado para poder mitigar daños en estas instalaciones, tanto de carreteras públicas como la instalación deportiva, de $1 millón”, indicó Alicea Vasallo, haciendo hincapié en que la parte de recogido de escombros y pagos extraordinarios de nómina y equipo ya ha supuesto gastos no presupuestados por $2.5 millones.

Asimismo, en las comunidades más afectadas, la cantidad de viviendas con toldos azules se elevó de 54 a 120 como consecuencia de Fiona, puntualizó Alicea Vasallo.

En Isabela, los daños a infraestructura pública se acercaron a los $10 millones, informó el alcalde Miguel “Ricky” Méndez.

“Con esta oportunidad tenemos varios proyectos (para prevenir) derrumbes en varias comunidades, muros de contención que vamos a estar trabajando y mejorando unos taludes. Estas obras permanentes van a dar oportunidad a mejorar el acceso a muchas áreas”, indicó Méndez, aludiendo a zonas como los barrios Planas y Galateo Alto, donde se registraron deslizamientos y derrumbes.

Por su lado, el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, sostuvo que, si bien FEMA incluyó al municipio en la declaración de desastre, considera que las reclamaciones para proyectos permanentes asociados a daños de Fiona serán mínimas.

“Solo hubo dos reclamaciones para mejoras permanentes, que fueron una carretera que tuvo deslizamiento y una tubería de un puentecito comunal. Nada significativo. El daño puede estar en $150,000 o $200,000, no más de eso”, afirmó el veterano alcalde novoprogresista.

El resto de los pueblos incluidos esta semana en la declaración de desastre mayor fueron Barceloneta, Florida, Hatillo, Luquillo, San Juan, Toa Baja, Trujillo Alto y Vega Baja. Tras la determinación, Culebra, Vieques y Loíza son los únicos tres municipios no cubiertos por la declaración de desastre de FEMA, aunque en un comunicado de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia se indicó que el gobierno federal “aún evalúa la posible inclusión” de estos pueblos.

De acuerdo con las guías de FEMA, las categorías C a la G de obra permanente incluyen trabajos en carreteras, puentes, instalaciones de control de agua, construcciones y equipo, utilidades y áreas recreativas.

💬Ver comentarios