Este semestre, el recinto de Río Piedras ofrece 3,176 secciones de cursos subgraduados y graduados. De esa cantidad, 253  son presenciales, 616, híbridas, 723, en línea y 1,893 son asistidas por la tecnología.
Este semestre, el recinto de Río Piedras ofrece 3,176 secciones de cursos subgraduados y graduados. De esa cantidad, 253 son presenciales, 616, híbridas, 723, en línea y 1,893 son asistidas por la tecnología. (Vanessa Serra Díaz)

El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) enfrenta este año fiscal una insuficiencia de fondos de $17 millones en su presupuesto, lo cual obligará a la institución universitaria a tomar medidas para allegar recursos adicionales y tendrá repercusiones en el ofrecimiento académico para el próximo semestre.

El director de la Oficina de Presupuesto, Basilio Rivera, explicó que el recinto opera este año fiscal, que comenzó el 1 de julio, con un presupuesto de $170.5 millones.

“En términos del recinto, igual que toda la universidad, estamos entrando en este año fiscal al quinto año de la implementación del plan fiscal. Ese plan fiscal, para efectos del recinto de Río Piedras, ya representa $71 millones en ajustes que se han implantado”, señaló Rivera.

“Ese volumen de ajustes nos llevó, en este año, a un presupuesto de $170.5 millones. ¿Qué pasa? Ese es el dinero asignado por la Junta de Gobierno. Sin embargo, el recinto tiene un costo operacional, vamos a decir mínimo... Lo que cuesta de forma mínima la operación del recinto, lo estamos estimando con números que podemos sustentar en unos $188 millones”, explicó el director de Presupuesto.

El déficit no se logrará cubrir en su totalidad los próximos meses, lo que conllevará recortar gastos, particularmente, en el área administrativa, indicó Rivera.

No obstante, prevén ingresar más dinero a las arcas riopedrenses a través de contratos con agencias de gobierno para proveer adiestramientos a empleados públicos y con acuerdos con el Departamento de Educación para dar tutorías a alumnos de escuelas públicas y cursos universitarios a estudiantes de escuela superior.

Hemos ido perdiendo matrícula a nivel de bachillerato, pero, curiosamente, el único renglón que está creciendo es el de maestrías... La educación a distancia llegó para quedarse, tanto en la UPR como en las demás universidades

Luis Ferrao Delgado, rector del Recinto de Río Piedras de la UPR

Asimismo, algunos gastos operacionales del recinto pudieran ser financiados con fondos federales asignados mediante la ley del Plan de Rescate Americano (ARP, por sus siglas en inglés) para el manejo de la pandemia de coronavirus, sostuvo Rivera.

Los retos financieros del sistema de la UPR han tomado protagonismo los últimos días, particularmente luego que la presidenta interina Mayra Olavarría Cruz reconoció que la institución no podrá operar con una asignación máxima del Fondo General de $500 millones, como propuso el Senado en el proyecto que habilitaría el Plan de Ajuste de Deuda. El sector estudiantil ha reclamado que se garantice una asignación anual de unos $800 millones.

La presidenta del Consejo General de Estudiantes del recinto de Río Piedras, Fabiana Marini, denunció que no hay fondos suficientes en el presupuesto para aumentar la cantidad de cursos presenciales en el recinto. Este semestre, el 8% de las secciones se ofrecen en modalidad presencial, mientras el resto se imparte en modalidades híbrida, en línea o con asistencia de tecnología.

“Lamentablemente, el director de Finanzas no es el que vive día a día las condiciones precarias en los recintos, son los profesores, los sin contratos, los estudiantes que no saben si mañana tendrán universidad abierta, acreditada, si podrán pagar el crédito a $162, que no saben si tendrán que pagar cuotas por equipos que no están usando por estar en clases virtuales”, sostuvo Marini.

El presupuesto es uno de los factores a considerar para determinar cómo se ofrecerán los cursos el próximo semestre, pero no es el único, indicó el rector de Río Piedras, Luis Ferrao Delgado, al destacar que la prevalencia de COVID-19 es determinante. Reconoció que hay un reclamo de parte del estudiantado por una mayor cantidad de clases presenciales.

“Las acciones que hemos tomado han sido en beneficio de la salud, lo principal es la salud. Si no hubo graduación en el 2020, igual que no hubo Olimpíadas en el 2020, son cosas que no pudieron ser”, expresó, al establecer que no se han reportado muertes por COVID-19 asociadas a contagios en la institución.

Actualmente, los departamentos y facultades diseñan la oferta académica disponible para el próximo semestre, la cual debe estar lista para el proceso de prematrícula a principios de noviembre, indicó la decana de Asuntos Académicos, Leticia Fernández.

Tenemos que establecer un balance entre los que quieren presencial todo y los que no quieren volver presencial a tiempo completo. También tenemos el reto de los salones, el cupo de los salones, la mayoría de ellos son salones pequeños, y el reto presupuestario”, señaló la decana Fernández. “Estamos tratando de hacer un balance, y confiamos en que lo podamos lograr. Le puedo decir que 100% presencial no vamos a volver”, agregó.

💬Ver comentarios