Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En esta playa al sur de Combate, en Cabo Rojo,  se observan indicadores de erosión, como cortes en la parte superior del depósito y exposición de raíces de vegetación.
En esta playa al sur de Combate, en Cabo Rojo, se observan indicadores de erosión, como cortes en la parte superior del depósito y exposición de raíces de vegetación. (Suministrada)

Santa Isabel y Juana Díaz no necesariamente son los primeros municipios que llegan a la mente cuando se piensa en erosión. Sin embargo, los hallazgos más recientes del proyecto titulado “El estado de las playas de Puerto Rico post-María” confirman que tramos de la costa en ambos pueblos tuvieron pérdidas de ancho significativas luego del huracán, por lo que ameritan atención y acciones inmediatas de mitigación y prevención.

💬Ver comentarios