El 21.6% de los residentes de Loíza tiene 65 años o más.
El 21.6% de los residentes de Loíza tiene 65 años o más. (Agencia EFE)

Un grupo de 700 residentes de Loíza se ha capacitado en temas de demencia, como parte de los trabajos que realiza el municipio para atender a una población cada vez más envejecida y con una alta prevalencia de enfermedades de salud mental.

La certificación de “Dementia Friends” fue ofrecida por la Asociación de Alzheimer de Puerto Rico y Triple-S a empleados municipales, comerciantes, líderes comunitarios, líderes religiosos y otros residentes. Dicha certificación es auspiciada por la aseguradora, que desde 2021 comenzó un esfuerzo para mejorar la calidad de vida de las personas con demencia mediante la educación de diversos grupos en las comunidades.

Loíza tiene 30,060 residentes, según el Censo del 2020, y de ese grupo, el 21.6% tiene 65 años o más y el 47.2% vive bajo los niveles de pobreza.

“La mayor preocupación de nosotros son los que viven solitos. Después del huracán María (2017), se levantó un velo porque no sabíamos cuántas personas con demencia vivían solas”, destacó la alcaldesa Julia M. Nazario Fuentes.

Partiendo de esa realidad, la primera ejecutiva municipal y la directora de la Oficina de Servicios a la Comunidad, Betzaida López López, han desarrollado diversas iniciativas para ofrecer servicios a los adultos mayores más vulnerables. Una de esas iniciativas fue capacitar sobre la demencia y el comportamiento y las necesidades de las personas que padecen esa enfermedad mental a diversos sectores del municipio.

“Esto es educación porque muchas veces los médicos pueden decirle al familiar que la persona tiene Alzheimer, pero no le dice cómo manejarla. Y en el taller se les habla sobre qué cosas la gente hace y cómo tratarlas. Se les dan herramientas”, explicó López López, quien se capacitó como conferenciante de esos cursos.

El municipio de Loíza ha sido un importante participante de la iniciativa de Triple-S y la Asociación de Alzheimer que, en total, han capacitado 2,500 personas sobre aspectos de la demencia y cómo atender a una persona que la padece a través de la certificación de “Dementia Friends”. Loíza es el único municipio de la isla en capacitar tantas personas.

Sobre los cursos, la presidenta de la Asociación de Alzheimer, Ana Gratacós, sostuvo: “El impacto de esta iniciativa se puede medir en tres logros, el primero es que la combinación de la Asociación de Alzheimer, una organización sin fines de lucro reconocida en la atención a Alzheimer, y los recursos y compromiso de Triple-S han hecho posible un alcance mucho mayor de la iniciativa; segundo, que ha hecho una diferencia en el entorno de quienes han tomado el taller, desde la persona con demencia que tiene un allegado que ha tomado el taller, hasta comunidades como en Loíza, donde hay mayor conciencia. Y tres, que la iniciativa, tal como se ha implementado, ha llamado la atención en Hispanoamérica en grupos que trabajan con Alzheimer”.

Mientras, Lydia Figueroa, a cargo de la iniciativa en Triple-S, expresó que, “como parte de los esfuerzos de atender las necesidades apremiantes de los cuidadores de adultos mayores, identificamos la necesidad de contribuir a un ambiente más inclusivo para las personas con demencia, particularmente el Alzheimer. Ser parte del movimiento global ‘Dementia Friends’ contribuye a cambiar la forma en la cual la gente habla, piensa y actúa en torno a las personas con demencia y a su vez contribuye a su calidad de vida y salud”.

Otros proyectos

El municipio loiceño tiene otros proyectos para atender adultos mayores y sus cuidadores. Nazario Fuentes y López López indicaron que planifican crear un grupo de apoyo para familiares de personas con demencia en la alcaldía. “Nos estamos preparando para que el municipio tenga un espacio, una vez a la semana, para un grupo de apoyo para cuidadores de personas con algún tipo de demencia” en colaboración con la Asociación de Alzheimer de Puerto Rico, especificó la alcaldesa.

Asimismo, destacó que tiene un acuerdo colaborativo con la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada (Oppea) para ofrecer servicio de cuidado al hogar a personas con demencia.

“Estamos comenzando un proyecto con la Oppea para trabajar con personas que tienen un diagnóstico de Alzheimer y ponerles una ama de llaves, porque nos hemos topado con amas de llaves que nos dicen que no saben bregar con las personas que tienen demencia”, explicó López López sobre los servicios que recibirán de la Procuraduría de las Personas de Edad Avanzada.

Igualmente, detalló que la Oficina de Servicios a la Comunidad coordina servicios de transportación para citas médicas, atienden adultos mayores por referido de un tribunal, la comunidad o un familiar, tiene un programa de amas de llaves, entregan materiales de limpieza o cuidado para personas postradas en cama que lo necesitan y llevan almuerzo a residentes de la comunidad Villas de Loíza, entre otros.

De otra parte, la alcaldesa sostuvo que, como parte del Plan de Revitalización del Casco Urbano, se contempla establecer un albergue para personas con una condición de salud terminal “para que puedan pasar allí sus últimos días”. Nazario Fuentes agregó que “el proyecto está siendo evaluado por del Departamento de la Vivienda. Hemos tenido que enviar muchos papeles”.

💬Ver comentarios