Varias personas con mascarillas en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín.
Los CDC piden que si se viaja a Puerto Rico, los estadounidenses se hagan una prueba de COVID-19 a su regreso o guarden cuarentena. (Ramon "Tonito" Zayas / Staff)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) colocaron a Puerto Rico en el nivel cuatro -el más alto- de nivel de peligro de COVID-19, por lo que recomiendan suspender todo tipo de viaje a la isla.

La más reciente actualización fue ayer, sábado. A inicios de noviembre, la isla estaba en nivel 3, catalogado como “alto” y en el que solo recomienda viajes esenciales.

“Los viajeros deben evitar todo viaje a Puerto Rico”, lee el aviso de los CDC. “Viajes podrían aumentar su posibilidad de contagiarse y regar el COVID-19″, abundan en el boletín.

De ser necesario un viaje a la isla, los CDC recomiendan que durante la estadía “se use una mascarilla, se mantenga al menos a seis pies de distancia de las personas que no viajen contigo, lavarse las manos frecuentemente” y monitorear cualquier síntoma de la enfermedad.

De igual manera, al regreso de Puerto Rico, los viajeros deben “someterse a una prueba de tres a cinco días luego del viaje y quedarse en su casa por siete días”. Si no se realiza una prueba, los CDC recomiendan una cuarentena de 14 días.

Debido al aumento en contagios que experimentan muchos países alrededor del mundo, el Nivel 4 de los CDC es la lista más extensa, con más de 180 países. A modo de contraste, no hay países en el Nivel 3 (Alto), solo hay 10 en Nivel 2 (Moderado) y 50 en Nivel 1 (Bajo). Además, otros nueve territorios tiene data “desconocida”.

El domingo, el Departamento de Salud reportó que los casos positivos confirmados en Puerto Rico se elevaron a 46,235 con 957 adicionales, mientras que los casos probables ahora son 1,224 al sumarse 101 infectados más en esta categoría. Asimismo, los casos sospechosos aumentaron a 38,689 con 886 adicionales.

Puerto Rico amaneció este domingo con cinco nuevos fallecimientos que elevaron a 1,017 el total de víctimas del virus.