Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Muy caluroso y potencialmente peligroso para la salud: así se perfila el verano en Puerto Rico

Médicos exhortan a conocer cuáles son los síntomas del calor extremo, cómo reaccionar ante un episodio y qué consejos seguir para evitar consecuencias indeseadas

17 de mayo de 2024 - 4:16 PM

Al mediodía de hoy, viernes, se registró en la sede del Servicio Nacional de Meteorología una temperatura de 94 grados Fahrenheit.   (Archivo)
Mantenerse hidratado es la recomendación principal ante las altas temperaturas que ya se experimentan en Puerto Rico y que, posiblemente, se agravarán en el verano.

Con temperaturas que ya alcanzan o exceden los 100 grados Fahrenheit, el verano en Puerto Rico se perfila como uno muy caluroso y potencialmente peligroso para la salud. Y, aunque toda la ciudadanía está en riesgo, son las poblaciones vulnerables –como niños y adultos mayores– las de mayor peligro por no contar con las defensas necesarias para sobrellevar escenarios de calor extremo.

Frente a esto, médicos consultados por El Nuevo Día exhortaron a conocer –desde ya– cuáles son los síntomas o efectos del calor extremo en el organismo, cómo reaccionar efectivamente ante un episodio y qué consejos seguir para evitar consecuencias indeseadas.

“Los niños y los viejos son los que menos pueden manejar estos registros de calor porque su sistema termorregulador, o no se ha desarrollado, en los niños, o está en deterioro, en el caso de los viejos”, dijo el doctor Raymond Sepúlveda, especialista en medicina de emergencias, tras explicar que la termorregulación es el proceso por el cual el mismo cuerpo mantiene una temperatura estable.

Los menores, explicó Sepúlveda, suelen responder con irritabilidad al calor extremo, lo que les provoca no querer comer o beber. Esto último, a su vez, los pone en riesgo de deshidratarse. Mientras, en los adultos mayores, la deshidratación puede provocarles un aumento de presión arterial y pulso, lo que puede manifestarse en “desgano, falta de fuerza y ánimo y desorientación”, dijo.

Aunque, al momento, en la sala de emergencias del Centro Médico de Puerto Rico, en Río Piedras, no se ha notado un alza de casos de deshidratación extrema a causa del calor, están preparados por si ocurre, indicó, por su parte, el doctor Israel Ayala.

“Siempre digo que el único criterio para que una persona vaya a una sala de emergencias es que se sienta mal, no como se siente normalmente. Allí, lo evaluarán y le dirán si lo hospitalizan o qué recomendaciones debe seguir. Pero no se debe esperar a que la persona pierda el conocimiento, esté mareado o no pueda caminar. Es mejor prevenir”, expresó Ayala, quien es director médico de la Administración de Servicios Médicos.

Coincidió con Sepúlveda en que el calor extremo y las altas temperaturas afectan, particularmente, las edades extremas: niños y adultos mayores.

“Tienen que estar pendientes a hidratarse y usar cosas que les protejan del sol, como sombrillas y gorros. Y, en sus casas, estar bajo abanicos o aires acondicionados, y que la ventilación sea cruzada para que circule el aire”, sostuvo, al advertir que, de lo contrario, las personas pueden ser blanco de un “heat stroke” o golpe de calor, lo que ocurre cuando el cuerpo no puede regular su propio calor o no puede deshacerse del exceso de temperatura a través del sudor.

“En un ataque calórico, la persona puede perder el conocimiento y, también, le puede producir problemas renales y cardíacos”, advirtió Ayala.

En tanto, el doctor Ricardo Fontanet exhortó a “tener mucho cuidado” en las vacaciones de verano, cuando individuos y familias suelen viajar a lugares altamente frecuentados porque “el calor y las aglomeraciones pueden traer muchos problemas”.

“Tienen que hidratarse y saber identificar síntomas de ‘heat stroke’, como taquicardia, boca seca y que la persona no esté sudando, a pesar del calor”, indicó el pediatra.

Además de niños y adultos mayores, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) identifican a las embarazadas, los asmáticos y personas con problemas cardiovasculares o con otras condiciones crónicas de salud como poblaciones igualmente de alto riesgo frente al calor extremo.

“También, los pelirrojos, las personas con piel blanca y ojos claros tienen que protegerse aún más”, abundó Fontanet.

Apoyo a trabajadores agrícolas y migrantes

Por otro lado, Servicios Legales de Puerto Rico informó sobre la disponibilidad de su Proyecto de Trabajadores Agrícolas y Migrantes, que vela por que estas poblaciones puedan trabajar bajo condiciones de seguridad en ambientes de riesgo, como el calor.

Carmen Sofía Santiago Lizardi, directora del Proyecto, recordó que la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo exige a los patronos que brinden a sus empleados escenarios de trabajo libres de riesgo, que los protejan de la muerte o daño físico.

Un patrono debe tomar medidas para proteger a sus empleados agrícolas de los riesgos asociados al calor, ya sea por las normativas legales existentes o como acciones cautelares que adopte durante la jornada laboral”, dijo Santiago Lizardi, en declaraciones escritas, y mencionó que algunas de las medidas para mantener un lugar de trabajo seguro son proveer agua, sombra y descanso.

“El incumplimiento con las normas de salud y seguridad en el empleo o el despido de un trabajador que se querelle por violaciones a estas expone al patrono a multas y penalidades”, agregó.

El viernes, el Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia de calor para varios pueblos de la costa norte central, por tener índices de calor entre los 108 y 111 grados Fahrenheit. La meteoróloga Mariangelis Marrero Colón previó que los índices para el fin de semana serán aún más altos.

---

¿Cómo identificar un golpe de calor?

  • Temperatura corporal extremadamente alta (por encima de 103 grados Fahrenheit)
  • Piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor)
  • Pulso rápido y fuerte
  • Dolor de cabeza palpitante
  • Mareos
  • Náuseas
  • Confusión
  • Pérdida del conocimiento

Recomendaciones para prevenir enfermedades relacionadas con el calor

  • Quédese en áreas con aire acondicionado durante las horas más calurosas del día
  • Encuentre un centro local para refrescarse, si no tiene acceso a aire acondicionado
  • Use ropa suelta, de color claro
  • Tome agua a menudo; no espere tener sed
  • Evite actividades o trabajo pesado innecesarios, si está afuera o en un lugar sin aire acondicionado
  • Evite exposiciones innecesarias al sol; cuando esté al sol, use sombrero, preferiblemente de ala ancha

Fuente: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: