Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las Naciones Unidas condenó el atentado a través de redes sociales, señalando que los ataques directos e indiscriminados en contra de civiles violan la ley humanitaria internacional. (EFE / Vassil Donev) (semisquare-x3)
Las Naciones Unidas condenó el atentado a través de redes sociales, señalando que los ataques directos e indiscriminados en contra de civiles violan la ley humanitaria internacional. (EFE / Vassil Donev)

Bengasi, Libia — Al menos 27 personas murieron y otras 30 resultaron heridas después de que dos autos bomba estallaron la noche del martes mientras feligreses salían de una mezquita en una zona residencial de Bengasi, en el este de Libia, en un ataque programado para causar la mayor cantidad de víctimas posibles entre los cuerpos de emergencia, informaron las autoridades.

El capitán Tarek Alkharraz, portavoz de las fuerzas militares y policiacas de Bengasi, dijo que la primera explosión se registró en el vecindario Salmani alrededor de las 8:20 p.m. (hora de Puerto Rico) del martes, y el segundo carro detonó alrededor de media hora después, mientras los residentes y médicos evacuaban a los heridos. 

Hani Belras Ali, funcionario de salud local, dijo que hasta al momento han muerto 27 personas y otras 32 se encuentran heridas. 

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad de los ataques. 

Las Naciones Unidas condenó el atentado a través de redes sociales, señalando que los ataques directos e indiscriminados en contra de civiles violan la ley humanitaria internacional y constituyen un crimen de guerra. 

Libia se hundió en el caos tras la caída y asesinato del dictador Moammar Gadhafi en 2011, y desde 2014 se encuentra dividida entre gobiernos rivales y parlamentos con sede en las regiones orientales y occidentales, cada uno de ellos con el respaldo de distintas tribus y grupos militares. 

Combatientes del grupo Estado Islámico se han establecido en la región en medio del caos, pero la mayoría han sido expulsados de las grandes ciudades. 

Bengasi permanece como un punto de conflicto en donde aún se registran ataques y detonaciones. La ciudad ha sido sede de combates entre milicias opositoras islámicas y las fuerzas leales al líder local, Khalifa Hifter, un ex miembro de oposición que encabeza los vestigios del Ejército Nacional Libio en el este.


💬Ver 0 comentarios