El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), se presentó a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) (semisquare-x3)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), se presentó a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). (EFE)

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, se presentó este jueves en la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para recibir el respaldo de los magistrados, en medio de la crisis de legitimidad que atraviesa y tras la autoproclamación del diputado Juan Guaidó como presidente encargado.

"Quieren intervenir a Venezuela y ponen un presidente títere. Es un intento de golpe. Pero no van a poder, no podrán jamás", arremetió en su discurso Maduro ante los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela. Y prosiguió: "¿De ahora en adelante al presidente lo eligen en Washington?. Pido que se haga justicia en Venezuela", criticó Maduro que cree que la solución de la crisis institucional de su país "queda ahora en manos del Poder Judicial".

Horas después de que la cúpula militar reiterara el respaldo a su gobierno y antes de arribar al recinto del TSJ, Nicolás Maduro anunció la decisión de cerrar su embajada y consulados en Estados Unidos, y de regresar a su personal diplomático a más tardar el sábado. Asimismo, ratificó que Washington cuenta con 72 para retirar a sus funcionarios de Venezuela.

"Así lo ratifico porque ahora ellos (en Washington) pretenden decir ‘no’, desconocemos al gobierno de Maduro y nos quedamos; pero ¿qué creen?".

Parte del recibimiento que dieron los magistrados a Maduro fue transmitido por el canal estatal VTV, que también este jueves ha difundido numerosas expresiones de respaldo al mandatario, como los mensajes hechos por generales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

Los jefes militares de las llamadas Regiones de Defensa Integral (REDI) del país también ratificaron el apoyo a Maduro.

Con estos pronunciamientos se descartó por el momento las señales de abandono del respaldo a Maduro por parte de la fuerza armada, afirmó la analista Rocío San Miguel, presidente de la ONG local Control Ciudadano para la Seguridad.

El magistrado Juan José Mendoza, presidente de la Sala Constitucional del Supremo, exhortó ayer a la fiscalía a "tomar medidas" de "manera inmediata" ante la "conducta delictiva" de la directiva del Parlamento, controlado por la oposición, y que no reconoce a Maduro como presidente.

"Esta sala exhorta al Ministerio Público a determinar las responsabilidades que pudieran tener los integrantes de la Asamblea Nacional ante la objetiva materialización de conductas constitutivas de tipo delictivo", dijo Mendoza en una declaración leída ante periodistas.

Guaidó se autoproclamó ayer presidente ante el júbilo de cientos de miles de venezolanos que acompañaron a la oposición en una marcha por Caracas que había sido convocada para señalar la supuesta ilegitimidad de Maduro, que obtuvo su reelección en unos comicios tildados de fraudulentos por numerosos países.

Aunque varios países han manifestado su reconocimiento a Guaidó como presidente, Maduro cuenta con el respaldo de otras naciones y con el de los altos cargos de los poderes públicos que hoy lo acompañaron también en el acto del Supremo.

Mientras las tensiones políticas escalan, el descontento por la profunda crisis social y económica que en la que sumida el país suramericano sigue aflorando en las calles.

Por tercera jornada consecutiva se reportaron violentos disturbios nocturnos y saqueos de comercios en algunas barriadas pobres de la capital venezolana donde manifestantes, algunos armados, se enfrentaron a las fuerzas de seguridad, según informaron medios locales y organizaciones humanitarias.


💬Ver 0 comentarios