Maduro tilda de
Fotografía cedida por prensa del Palacio de Miraflores donde se observa al presidente venezolano, Nicolás Maduro (i) y su esposa, Cilia Flores (d). ( EFE/Prensa Miraflores)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó de "cobardes" a funcionarios del gobierno de Estados Unidos por aplicar sanciones a su esposa, Cilia Flores, entre otros miembros de su equipo de trabajo.

"Nunca se había visto algo así, si ustedes quieren atacarme, atáquenme a mí pero no se metan con Cilia. No se metan con la familia ¡No sean cobardes! (...). Su único delito: ser mi esposa. Como no pueden con Maduro, van contra Cilia. Y tampoco van a poder contra Cilia, porque Cilia es una mujer aguerrida", dijo Maduro en un acto televisado.

También el presidente agradeció a su par Donald Trump por imponer medidas similares a la vicepresidenta y al ministro de la Defensa, que para él demuestran que está rodeado de personas "dignas".

En un decreto que el gobernante socialista consideró "ilegal e inútil", el Departamento del Tesoro estadounidense impuso este lunes sanciones financieras a Flores, la vicepresidenta Delcy Rodríguez y los ministros de Comunicación, Jorge Rodríguez, y de Defensa, general Vladimir Padrino.

También se confiscaron propiedades, según Washington, del entorno de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente que rige el país petrolero con poderes absolutos.

Maduro expresó su apoyo a los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, así como a Padrino, todos presentes en el acto transmitido por la televisora estatal VTV.

El mandatario aseguró que las medidas contra el ministro de Defensa, en particular, son "una ofensa a la dignidad" de la Fuerza Armada venezolana, considerada por analistas como el principal sostén de Maduro.

"Como no han podido dividir a la Fuerza Armada, ni van a poder dividirla (...), sacan sus garras con sanciones contra la dignidad de este soldado leal y revolucionario, Vladimir Padrino López", clamó Maduro entre aplausos de quienes escuchaban su discurso.

Desde el año pasado, Estados Unidos ha sancionado a Maduro y decenas de funcionarios venezolanos, acusándolos de romper el hilo democrático, violar derechos humanos, corrupción y narcotráfico.

Las tensiones entre los dos países -que carecen de embajadores desde 2010- se han incrementado con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

"Estoy rodeado de sancionados. Gracias Donald Trump, por rodearme de dignidad (...). Cada sanción del gobierno gringo, además de ilegal e inútil, es una medalla para nosotros los revolucionarios", subrayó Maduro.

Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos han sido difíciles desde la era del fallecido ex presidente Hugo Chávez (1999-2013).


💬Ver 0 comentarios