El Vaticano se ve nuevamente sacudido por un caso de abuso sexual (semisquare-x3)
El Vaticano se ve nuevamente sacudido por un caso de abuso sexual. (EFE)

Un alto funcionario del Vaticano ha renunciado después que una exmonja de su comunidad lo acusó públicamente de hacerle proposiciones sexuales durante la confesión.

El Vaticano dijo en un comunicado el martes que el padre austriaco Hermann Geissler rechaza la denuncia y se reserva el derecho de presentar una demanda civil.

La Congregación de la Fe informó que Geissler pidió este lunes al prefecto Luis Ladaria Ferrer "abandonar su servicio", lo que ha sido aceptado.

"El Padre Geissler dio ese paso para limitar el daño ya acarreado a la Congregación y a su comunidad. Defiende que la acusación contra su persona no es cierta y pide que se continúe el proceso canónico ya iniciado", se lee en la nota.

Geissler, quien quiere que la iglesia siga investigando las denuncias, dijo que renunciaba para “limitar los daños ya causados” a la Congregación de la Fe, la oficina del Vaticano que maneja los casos de abuso sexual y de la cual era jefe de personal.

El sacerdote fue acusado por la exmonja alemana Doris Wagner-Reisinger de abusar de ella durante una confesión en 2009 en Roma. La mujer era parte de la la orden alemana de Geissinger conocida como “la Obra”. La acusación se hizo pública durante una conferencia sobre mujeres y abuso sexual por el clero que se realizó en Roma en noviembre pasado.

Además el sacerdote es autor de numerosas publicaciones teológicas y trabajó durante años en el antiguo Santo Oficio.


💬Ver 0 comentarios