Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
(GFR Media/Archivo)

Washington - El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes federal aprobó hoy (24-16) su proyecto de reforma contributiva, que mantiene la propuesta que establecería un impuesto de 20% sobre las importaciones de productos de Puerto Rico a Estados Unidos y representa una nueva amenaza para la economía puertorriqueña.

La aprobación de la medida en comisión supone que las autoridades y el sector privado deberán buscar una tabla de salvación en el Comité de Reglas o en el Senado, donde esta tarde también se divulgaría el proyecto senatorial sobre reforma contributiva federal.

“Como está el proyecto puede ser muy dañino”, ha advertido el presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), Rodrigo Masses, al describir la propuesta como “un tercer huracán” para la isla, después de la crisis fiscal y el ciclón María del pasado 20 de septiembre.

Como parte de esa reforma, y aparte del arancel de 20%, se contempla reducir la tasa contributiva corporativa federal de 35% a 20% y conceder una tasa preferencial de hasta 14% para que las multinacionales repatrien sus ganancias a Estados Unidos.

Originalmente, la tasa temporal de repatriación de ganancias iba a ser de un máximo de 12.5%.

“Tomamos otro paso crítico para brindar un alivio real al pueblo estadounidense”, indicó el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan (Wisconsin).

La oficina del gobernador de Puerto Rico, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, la Asociación de Industriales y corporaciones estadounidenses en Puerto Rico han presionado en contra del propuesto arancel.

Desde que era candidato a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump ha propuesto una especie de impuesto en la frontera, con la intención de incentivar la manufactura en Estados Unidos.

“Esta es la primera etapa de proceso. Todavía se están sacando números. Están conscientes de que tienen que crear incentivos para Puerto Rico”, dijo la comisionada González, tras la aprobación del proyecto de ley.

El plan del liderato cameral es que la medida va al pleno la semana próxima. Pero, todo debe terminar en una conferencia entre las dos cámaras legislativas en diciembre, indicó la comisionada.

“Las propuestas que el gobierno de Puerto Rico está impulsando se fundamentan en la inclusión de la Isla como jurisdicción de Estados Unidos”, indicó Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales (PRFAA).

El Ejecutivo de Puerto Rico busca aún además excluir a las Corporaciones de Control Foráneo en la Isla del impuesto de hasta 14% en la repatriación de ganancias foráneas acumuladas desde 1986.

Originalmente, el máximo de contribución por la repatriación de ganancias era de 12%.

Con el apoyo de la Asociación de Industriales el gobierno de Rosselló quiere también excluir a Puerto Rico en un 100% del impuesto mínimo global de 10% que establece la legislación.

En la Cámara baja, la comisionada González persigue que se aprueben créditos que tomen en cuenta la creación de empleos, sea por un mecanismo parecido al de la Antigua sección 30 A del Código de Rentas Internas federal o por medio de programas como las zonas de desarrollo para jurisdicciones afligidas económicamente.

Pero, la principal atención está en lograr – sea cuando se discutan las reglas de debate o en el hemiciclo cameral-, excluir a Puerto Rico del impuesto sobre las importaciones de 20%. “Lo demás ‘es gravy’”, indicó un cabildero que busca eliminar el propuesto arancel.


💬Ver 0 comentarios