La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, indicó que propondrá la salida de Héctor Ferrer de la presidencia del PPD durante la reunión de la Junta de Gobierno de la colectividad. (GFR Media) (horizontal-x3)
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, indicó que propondrá la salida de Héctor Ferrer de la presidencia del PPD durante la reunión de la Junta de Gobierno de la colectividad. (GFR Media)

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, abogará esta tarde, ante la Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD), por la salida Héctor Ferrer de la presidencia de la colectividad. 

La petición la hará para culminar la controversia suscitada tras una serie de cabildeos que este realizó durante el verano pasado, junto al abogado Roberto Prats, en la capital federal, en contra de la estadidad para Puerto Rico. 

Según publicó El Nuevo Día la semana pasada, Ferrer negó que las reuniones que sostuvo con varios congresistas fueran coordinadas por la firma DCI Group, a la cual asesoró en momentos en que esa empresa coordinaba campañas en contra del gobierno de Alejandro García Padilla, en defensa de principales acreedores del gobierno y para que se impusiera la Junta de Supervisión Fiscal. 

Aun cuando insiste que nunca recibió la ayuda de dicha empresa para realizar cabildeo, dentro de las filas del PPD se ha cuestionado la labor que realizó a favor de la empresa en momentos en que un líder de la colectividad dirigía al país. 

Esta tarde el ente rector del PPD se reunirá en su sede en Puerta de Tierra para discutir la controversia. Y según informó Cruz Soto en una entrevista con Primera Hora, su propuesta principal será que se le quite la confianza a Ferrer por haber perdido su credibilidad moral. 

Dijo que, durante la discusión del tema, la vicepresidenta de la Pava, Brenda López de Arrarás, debería asumir la presidencia de manera incidental.

“Es una petición que voy a hacer y, probablemente, me pasen el rolo”, reconoció.

Pese a que cree que no tendrá mucho éxito, la alcaldesa dejó claro que su petición para remover a Ferrer de la presidencia no está vinculada a una lucha de poder. 

“Esto no se trata de candidaturas”, precisó Cruz Soto.

Dijo que su interés es defender al partido y que él mismo permanezca ante los ojos de los electores como un instrumento que viabiliza la justicia social y que no le da voz a los grandes intereses.  

“Mañana (hoy) se define ante el país si el PPD sigue siendo un instrumento viable de justicia social o si hizo nido en el PPD la voz de los grandes intereses”, argumentó.

Cruz Soto dijo que no le imputa nada que “no sea legítimo y legal” a Ferrer y a Prats, quien también asesoró a la firma DCI Group. 

Esto se trata de estar haciendo trabajo que, aunque uno quisiera o no, legítimo o no, ayudó a esa gente a joder el pueblo de Puerto Rico, de eso es lo que se trata… Esto se trata de la esencia misma del PPD. Si uno pierde la brújula moral, lo pierde todo”, sentenció. 

Añadió que “nada de lo que yo conozco de Roberto Prats y Héctor Ferrer me dicen a mí que no son hombres decentes. Pero en el ejercicio de esa decencia, comprometieron su conciencia con aquellos a quienes ayudaron”.

Ante estas expresiones, Ferrer rechazó esta mañana hacer comentarios. Pidió a que se le conceda tiempo en lo que esta tarde se realiza la reunión. 

Por su parte, el secretario del PPD, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, afirmó en entrevista radial (NotiUno) que no se inhibiría de la reunión, como solicitó la alcaldesa. Además, insinuó que Cruz Soto quiere tomar “ventajería política” con la controversia. 

“Muchos de los compañeros que hoy han hecho acusaciones conocen el contexto real de toda esta disputa, pero lamentablemente han querido algunos adelantar causas políticas tratando de sacar del medio a Héctor Ferrer y a Roberto Prats, y haciéndolo de una manera no muy agradable, que es tratando de sembrar en el pueblo dudas sobre su lealtad al PPD y al pueblo de Puerto Rico”, afirmó el también alcalde de Isabela.


💬Ver 0 comentarios