En la foto se observa el pasillo de un hospital. (semisquare-x3)
La medida incluye gas propano y gas natural (GFR Media)

Una exención será otorgada al pago de arbitrios al combustible utilizado por los hospitales, al igual que instalaciones médicas para la generación de su propia energía eléctrica.

“Con la firma de esta nueva ley, la ahora Ley 232-2018, los hospitales en Puerto Rico podrán contaran con ciertos créditos contributivos e incentivos para así lograr modernizar sus respectivos sistemas eléctricos, así como para comprar materiales y equipos para ser autosuficientes en caso de catástrofes naturales como lo es el azote de un huracán o terremoto”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, quien es el autor de la medida.

El proyecto, que busca autosuficiencia energética en hospitales, crearía una exención total del pago de los impuestos y arbitrios estatales sobre los derivados del petróleo y cualquier otra mezcla de hidrocarburos.

La medida incluye gas propano y gas natural, que una unidad hospitalaria utilice como combustible para la generación de energía eléctrica o térmica.

“Mediante esta nueva ley buscamos que se vaya descongestionando la red eléctrica en Puerto Rico y al mismo tiempo, logremos independizar a los hospitales y proveedores de servicios de salud de la misma. Si los hospitales logran tener la capacidad para generar su propia energía e independizarse de la red de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) entendemos que estamos alcanzando una mejor calidad de vida en Puerto Rico”, añadió el representante.

La exención incluida en el mencionado inciso incluye también aquellos impuestos o arbitrios establecidos en las secciones 3020.07 y 3020.07A de la Ley Núm. 1-2011, según enmendada, conocida como “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, o cualquier disposición en ley sobre ese tema, que le sustituya.

“Esta Cámara de Representantes tiene como norte proveer todas las herramientas que el sector de la salud necesite para lograr este objetivo. En el mundo moderno, esto incluye facilidades de salud capaces de generar su propia energía, y que estén preparadas para enfrentar el paso de huracanes categoría cinco”, agregó el presidente de la Cámara.

Las industrias manufacturera y hotelera ya se han beneficiado de incentivos y beneficios similares.

“Los hospitales son una de las primeras líneas de “servicios esenciales”, y es por ello que debemos concentrarnos en presentar medidas como éstas, que reducen costos, fomentan la inversión privada y proveen estabilidad en cuanto a generación de energía eléctrica se trata”, expresó el líder cameral.


💬Ver 0 comentarios