Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Berríos afirma que se acabó el tiempo del ELA y que Estados Unidos no aceptará la estadiad (horizontal-x3)
Berríos afirma que se acabó el tiempo del ELA y que Estados Unidos no aceptará la estadiad. (Archivo)

Washington - El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos Martínez, percibe un mensaje “claro” del Congreso  sobre el status político, al decidir no otorgar ventajas fiscales a Puerto Rico sobre otras jurisdicciones foráneas ni tratar a la isla exclusivamente como un territorio doméstico de EE.UU. para fines de su reforma contributiva.

“Se acabó para siempre el Estado Libre Asociado y Estados Unidos jamás aceptará la estadidad por ser contraria a sus intereses”, afirmó hoy Berríos Martínez, en una declaración.

Para Berríos Martínez, “el momento exigía enfrentar de una vez y por todas el problema del status y su íntima relación con la crisis económica de Puerto Rico, pero los que se han turnado el poder colonial optaron por una rogativa indigna ante el Congreso”.

El presidente del PIP considera que debido a que “nadie cree” en Estados Unidos que el plebiscito de junio pasado puede considerarse una victoria de la estadidad, el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) debe revivir el debate de status.

“Hay uno de dos caminos. Primero, o el PNP retoma de inmediato el proyecto estadidad o soberanía propia del cual renegó a principios de este cuatrienio, o del PNP negarse, insistir ante el Congreso que se evite ese paso y apruebe el proyecto de la Cámara 900 (del congresista demócrata Luis Gutiérrez) para celebrar un referéndum entre la independencia y la libre asociación”, indicó Berríos Martínez.

Los nuevos impuestos sobre las Corporaciones de Control Foráneo (CFC), encabezados por el 12.5% sobre la propiedad intelectual que utilizan – incluso en Puerto Rico-, representa un golpe a “cualquier resquicio de autonomía fiscal”, sostuvo el presidente del PIP.

Mientras, dijo que el informe del comité de conferencia supone además un rechazo a la petición de la comisionada residente, Jenniffer González, y del liderato legislativo del PNP, encabezados por Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez, para acabar con la posibilidad de considerar a Puerto Rico como territorio extranjero para fines contributivos.

Después de haberse hundido a Puerto Rico en su situación colonial, por medio de la ley Promesa y el caso judicial de Sánchez Valle, el líder independentista piensa que la reforma contributiva federal debe verse como un nuevo mensaje a los puertorriqueños.

“Así es que el Congreso habla. Eso se acabó y tenemos que escoger nuestro camino. El mensaje está claro y es cuestión de sentarse a hablar con ellos”, dijo Berríos Martínez, al exhortar al liderato político de Puerto Rico a entender que en última instancia la respuesta sobre la reforma contributiva federal tiene el mensaje de que el tema real “es el status”.

Si el gobierno del PNP no busca una nueva manera para retomar el debate de status y se dedica solo a buscar nuevos fondos para la recuperación de Puerto Rico, Berríos Martínez considera que se enfrentarán incluso a problemas internos, pues “la gente se va dando cuenta de que lo que quieren es administrar esto y ganar las próximas elecciones”.


💬Ver 0 comentarios