El senador Miguel Romero (semisquare-x3)
El senador Miguel Romero. (GFR Media)

El senador del Partido Nuevo Progresista (PNP) Miguel Romero insistió esta tarde en que votará en contra de la intención de la mayoría senatorial de ir por encima del veto del gobernador en el Proyecto del Senado 950, que restringe el aborto.

Con su postura, prácticamente se entierra cualquier posibilidad de que el Senado derrote el veto del gobernador Ricardo Rosselló al necesitar 20 votos para desafiar la decisión del primer mandatario. Con la postura de Romero, el Senado tendría 19 votos, asumiendo que toda la mayoría penepé votaría a favor excepto Zoé Laboy, quien también ha anunciado que no retará el veto del primer mandatario.

“Si el proyecto baja a votación, tengo que votar, harán un pase de lista y lo que estoy notificando es que si el proyecto baja a votación, el 950 para buscar un voto a favor de ir por encima del veto del gobernador, mi decisión final es que no voy a votar para aprobar el 950 e ir por encima del veto del gobernador”, dijo Romero en una entrevista con El Nuevo Día.

Romero votó inicialmente a favor de la medida tras lograr que se incluyeran dos enmiendas: una que rebajaba de 21 a 18 años la edad para poder realizarse un aborto sin el consentimiento de padre, madre o tutor legal y otra enmienda que aceleraba el proceso en un tribunal en caso de que la menor tuviera que acudir a esa vía para terminar un embarazo.

Según su explicación, Romero contaba con que el proyecto fuera enmendada en la Cámara lo que hubiera implicado regresar al cuerpo legislativo de origen, donde no se coincidirían con las enmiendas. Entonces hubiera aprovechado para intentar rebajar la edad de consentimiento a los 16 años.

“No hay proyectos perfectos. Todavía para mi existía la posibilidad que fuera enmendado en la Cámara y si lo devolvían, en el Senado, con enmiendas, tenía la oportunidad de votar a favor o en contra dependiendo de las enmiendas”, dijo.


💬Ver 0 comentarios