"Esta conspiración para monopolizar el manejo de carga en los muelles se radicó el pasado 27 de marzo y la agencia federal tiene 14 días laborales para aprobar un acuerdo", dijo Rossana López. (GFR Media)

La senadora Rossana López denunció hoy que las empresas navieras Tote y Luis Ayala Colón, unidas corporativamente como Puerto Rico Terminal, conspiran para quedarse con todo el negocio de carga del puerto de San Juan, lo que les daría el control del 90% de los suministros que llegan a la isla.

La legisladora informó a través de un comunicado de que ambas empresas, sumadas a Crowley Maritime, crearían un monopolio virtual de todo lo que llega a Puerto Rico, desde artículos de construcción a carga general.

"Imagínense que la crisis alimentaria causada por el huracán María sea una permanente, con solamente dos socios -Crowley Maritime y la nueva Puerto Rico Terminal- controlando el puerto de San Juan, esa es la grave amenaza que se cierne con el silencio cómplice del gobierno de Ricardo Rosselló", indicó la también candidata del opositor Partido Popular Democrático (PPD) a la alcaldía de San Juan.

Aseguró que el pasado 27 de marzo ambas empresas, Tote y Ayala Colón, solicitaron a la entidad Federal Maritime Commission, que regula los permisos para hacer negocios en el puerto de San Juan, quedarse con el control completo del mismo, creando un virtual monopolio en el manejo de carga que llega a la isla.

"Esta conspiración para monopolizar el manejo de carga en los muelles se radicó el pasado 27 de marzo y la agencia federal tiene 14 días laborales -hasta el próximo 16 de abril- para aprobar un acuerdo que pone en manos de estas dos empresas el control completo de los puertos de San Juan, nuestra principal entrada de los alimentos que consumimos los puertorriqueños", destacó.

Sostuvo que se trata de una amenaza terrible y que el gobierno de Ricardo Rosselló tiene que estar al tanto, puesto que la Autoridad de los Puertos se supone que supervisa lo que pasa en dichas instalaciones, no sólo en el muelle de San Juan, sino en todo Puerto Rico.

La senadora añadió que antes del año 1995, la Maritime Commission se encargaba de regular la entrada de carga a Puerto Rico, luego de eso, Puerto Rico pasó a ser regulado por la Surface Transportation Board.

Este nuevo acuerdo sometido entre Tote y Luis Ayala Colón, junto a Crowley, le daría el control absoluto del muelle de Puerto Nuevo-San Juan y de su tráfico, reiteró.

"De aprobarse esta grave amenaza a Puerto Rico, les daría a estas dos empresas incluso el control de las tarifas de la descarga y descarga de los contenedores, los servicios y hasta los horarios de los barcos, los horarios para sacar las mercancías del puerto y quién entraría al puerto de San Juan", indicó.

"Y lo peor, los barcos internacionales no tendrían prioridad en la entrada y todo esto sucedería sin ninguna supervisión", abundó la senadora.


💬Ver 0 comentarios