El gobernador Ricardo Rosselló. (GFR Media) (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló afirmó hoy que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le faltó el respeto al pueblo de Puerto Rico al pretender “trivializar” la lucha que llevan los puertorriqueños para alcanzar los mismos derechos que tienen los ciudadanos estadounidenses que residen en la nación a través de la estadidad.

“El que se trivialice una lucha de derechos civiles de ciudadanos americanos, que ya hemos ido a votar en varias ocasiones y en las últimas dos ocasiones hemos favorecido la estadidad... trivializar eso, es una falta de respeto al pueblo de Puerto Rico y no se la vamos a aceptar”, sentenció el ejecutivo en entrevista (WKAQ 580 – Univision Radio).

Con esta expresión, Rosselló reaccionó a los argumentos que esbozó Trump para rechazar la estadidad para Puerto Rico.

Con lo mala que es la alcaldesa de San Juan y lo incompetente que es, Puerto Rico no debe estar hablando de estadidad hasta que tenga gente que realmente sepa lo que está haciendo. Si tuvieran un buen liderato, ciertamente, sería algo que se puede hablar. Pero, con gente como esa involucrada será un no absoluto”, manifestó Trump esta mañana en una entrevista que concedió al periodista Geraldo Rivera (WTAM 1100 de Cleveland).

Un "absurdo" limitar el tema de la estadidad

Rosselló aclaró que los argumentos sobre la calidad de los políticos siempre fueron dirigidos a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien es soberanista y miembro del Partido Popular Democrático (PPD). Más, sin embargo, dijo que el efecto de sus expresiones va más allá de lo que pudiera ser un ataque político a la alcaldesa.

“Para mí, es absurdo escuchar al presidente trivializar lo que es un asunto de derecho de más de tres millones de ciudadanos americanos... Esto no es un asunto de Carmen Yulín o de partidos políticos. Esto va más allá”, sentenció.

“Estamos hablando de cada ciudadano americano que vio una recuperación desigual, que somos tratados de manera inferior, porque tenemos una ciudadanía de segunda clase. Por lo tanto, tratar esto de manera tan liviana y de conectarlo al trabajo pésimo de Carmen Yulín es una falta de respeto”, añadió el primer ejecutivo.

Además, Rosselló dijo que es incompatible que Estados Unidos acuda a la Organización de las Naciones Unidas “reclamando derechos de democracia, cuando en su propio hogar todavía existe el sistema colonial más viejo y más poblado en todo el mundo”.

“Esto no es algo temporero. Es algo permanente, un trato desigual inferior y como ciudadano americano me apena y me avergüenza escuchar unas expresiones que trivializan este asunto”, afirmó el gobernador.

De paso, Rosselló emplazó “a todos los oficiales electos en los Estados Unidos que tengan una posición sobre esto, que sea una posición de sustancia. Que establezcan de manera clara si en efecto quieren denegarles los derechos a los ciudadanos americanos que residimos en Puerto Rico, si están bien con tener una colonia en el siglo XXI o si quieren abrir un mecanismo para resolver este asunto de la desigualdad, de derechos civiles, que ha permeado en el último siglo aquí en Puerto Rico”.

También propuso a los puertorriqueños de la diáspora exijan a cada candidato que se exprese sobre el status colonial de la isla y que los mismo se haga en cada medio en el que estos políticos son entrevistados.

“Si no se toma acción de manera contundente, le dejamos un legado a las próximas generaciones de puertorriqueños de cargar con este lastre”, sentenció Rosselló.

De hecho, informó que hará campaña política para estas próximas elecciones de noviembre por los candidatos que validen la estadidad para la isla.

“Aquellos que se opongan a ello, van a sentir nuestro rechazo”, puntualizó.

Por otro lado, Rosselló fue más optimista en unas declaraciones escritas. Dijo que espera que pronto Trump y el Congreso apoyen la estadidad. 

"Confío que en los próximos meses obtendremos el apoyo de los miembros del Congreso y de la Casa Blanca para lograr la igualdad total para Puerto Rico. Estoy seguro de que en los próximos meses obtendremos el apoyo de los miembros del Congreso y de la Casa Blanca para lograr la igualdad mediante la estadidad para Puerto Rico”, dijo.

Jenniffer González defiende la estadidad

Por su parte, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, expresó en su cuenta política de Twitter que “la igualdad para los puertorriqueños no debe ser detenida por una alcaldesa que es mala, que dejará su cargo en el 2020 y que no representa el voto de los electores que en dos ocasiones han reclamado la estadidad -en 2012, el 61% y el 97% en 2017-. La igualdad y la estadidad son mucho más grandes que cualquier político malhumorado y temporero. La igualdad trasciende”.

Entretanto, el secretario general del PPD, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, indicó que “las declaraciones contundentes de rechazo a la estadidad realizadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, demuestran que el proyecto de estadidad presentado por la comisionada residente, Jennifer González, no tiene ninguna oportunidad de ser aprobado y mucho menos firmado por el presidente”.

Añadió que “el liderato del PNP engaña a sus seguidores, pues le mienten con la estadidad. Ellos saben que no tiene posibilidad alguna… Y le aclaro al gobernador que esto no es un asunto de derechos humanos, esto es un asunto de libre determinación de los puertorriqueños en coordinación con el gobierno de los Estados Unidos. Una vez más vemos como el PNP está desenfocado en el tema de estatus, y por eso tienen estos resultados, un presidente y cientos de congresistas rechazando la estadidad”.

Reaccionan los líderes legislativos 

Los presidentes de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, y del Senado, Thomas Rivera Schatz, también reaccionaron a las expresiones de Trump. Ambos la emprendieron contra la alcaldesa de San Juan y destacaron los beneficios de la estadidad.

En un comunicado de prensa, Méndez afirmó que “como puertorriqueño, ciudadano americano y miembro del Partido Republicano rechazo tajantemente las expresiones del presidente Trump sobre la posibilidad de la estadidad para la isla. Los puertorriqueños somos ciudadanos americanos, que somos discriminados por el Congreso y la Casa Blanca por precisamente ser un territorio y no un estado. La admisión es el camino justo para completar lo que Estados Unidos comenzó en el 1898 con la invasión y siguió en el 1917 con la otorgación de la ciudadanía americana. Nosotros, como ciudadanos americanos no nos merecemos menos y no nos vamos a conformar con menos”. 

Dijo que si la isla hubiese sido un estado y tuviese la representación de dos senadores y cinco representantes en el Congreso, la respuesta al huracán María hubiese sido más afectiva. 

No hay duda alguna de que la admisión de Puerto Rico se encuentra más cerca que nunca en la historia. Cada día crece más el apoyo por la estadidad. Son más los congresistas, gobernadores y figuras relevantes que se han expresado públicamente a favor de la admisión y eso tiene preocupados a la oposición que sólo quiere mantener la administración sobre la colonia, el Estado Libre Asociado. La pregunta no es si nos darán la estadidad, es cuándo nos admitirán como estado. Esa es una diferencia enorme y un logro para todos los estadistas, así como a aquellos que atesoran la ciudadanía americana”, acotó. 

Asimismo, Méndez acusó a la alcaldesa de San Juan ir en contra de los mejores intereses del pueblo al abogar en Estados Unidos por la soberanía. 

“La alcaldesa de San Juan se ha pasado viajando por la nación, atacando a los puertorriqueños que atesoramos la ciudadanía americana y buscamos la igualdad de derechos mediante la estadidad. Su mensaje separatista, de exclusión, busca provocar que Puerto Rico alcance la independencia a pesar de que la abrumadora mayoría del pueblo la ha rechazado una y otra vez. Este intento de meter por la cocina la independencia es otra muestra más que la alcaldesa lo único que le importa es separarnos de los Estados Unidos y eso no lo vamos a dejar que pase. El futuro de Puerto Rico está en juego”, señaló el líder cameral. 

Rivera Schatz, por su parte, alegó que los comentarios de Trump fueron “más bien una fuerte crítica a la alcaldesa de la capital”.

“El fin de la colonia no depende de Trump, depende de nosotros los puertorriqueños. La admisión como estado no se ha regalado nunca, se ha exigido siempre. eso nos toca a nosotros y estamos en pie de lucha”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios