(semisquare-x3)
Abel Nazario durante su arresto. (Alex Figueroa Cancel)

El gobernador y presidente del Partido Nuevo Progresista, Ricardo Rosselló Nevares, removió hoy de su cargo al senador y exalcalde de Yauco Abel Nazario de los puestos que ocupa en la colectividad como vicepresidente y subsecretario, y solicitó su renuncia al escaño senatorial.

“De la misma forma, y como gobernador de Puerto Rico, tenemos que ser consistentes con nuestra política pública. Por ello, le estamos solicitando la renuncia a su puesto de senador. El senador debe ahora concentrar su tiempo y capacidad en enfrentar las acusaciones federales”, señaló en declaraciones escritas.

El primer ejecutivo añadió que están "consternados con la situación que enfrenta el senador”.

En la tarde, Nazario compareció en conferencia de prensa donde negó el pedido de Rosselló y se aferró a su escaño por entender que es inocente. La juez federal Camille Vélez Rivé no le fijó fianza, por lo que fue liberado bajo su propia responsabilidad. De ser encontrado culpable, se enfrentaría a una pena máxima de 20 años y una multa de no más de $1 millón.

El arresto de Nazario, por otro lado, tomó por sorpresa a todos sus empleados, quienes desconocían que se estuviera realizando una investigación criminal en su contra, dijo esta mañana su portavoz, Edgardo Rosado.

"Esto ha sido una sorpresa para nosotros", expresó Rosado.

"No teníamos conocimiento de que una investigación se llevara a cabo", agregó al sostener que la oficina legislativa nunca fue visitada por agentes federales para realizar indagación alguna.

Rosado indicó que solo tienen detalles de lo que ha surgido en las redes sociales y los medios de comunicación.

"Todos los empleados aquí son del Senado de Puerto Rico y esos son hechos del Municipio de Yauco", sostuvo.

La oficina de Nazario cuenta con nueve empleados en nómina y un contratista. Rosado informó que "dos a tres" trabajaron con Nazario mientras fue alcalde de Yauco.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, anunció el relevo de Nazario de la presidencia de la Comisión de Educación y Reforma Educativa. También lo sacó de las sillas que ocupaba en otras comisiones senatoriales. No obstante, el líder senatorial acompañó al legislador en la conferencia de prensa que ofreció en la tarde.

El arresto del senador y exalcalde de Yauco, Abel Nazario, trae nuevamente sobre el tapete la necesidad de que los alcaldes sean fiscalizados de manera más eficaz, advirtió esta mañana el senador popular Cirilo Tirado.

Haciendo la salvedad de quedesconocen los detalles de la acusación federal en su contra, que se detallaron en una conferencia de prensa. Tirado indicó a El Nuevo Día que el arresto debe instar al país a “repensar” el concepto de la autonomía municipal.

“Los alcaldes no tienen supervisión inmediata y tienen asambleas municipales seleccionadas por ellos mismos, sin primarias y sin representación comunitaria”, sostuvo el senador popular, quien insistió en la necesidad que el proceso de selección de aspirantes a asambleístas municipales debe ser competitivo.

“Si vez el patrón de alcaldes que han sido acusados últimamente, son alcaldes de los dos partidos y muy bien se pudo haber evitado con una buena fiscalización de la Asamblea Municipal. Queremos darles poderes a los municipios sin supervisarlos”, dijo.

Por otro lado, la comisionada residente en Washington y presidenta del Partido Republicano de Puerto Rico, Jenniffer González, dijo que “el senador Abel Nazario siempre ha sido un servidor humilde y trabajador por el pueblo de Puerto Rico en cada uno de los cargos que ha ostentado. Hoy, las acusaciones federales nos toman por sorpresa y aunque le asiste el derecho de presunción de inocencia, nuestra isla no puede darse el lujo del uso incorrecto de fondos federales en cualquiera de sus modalidades”.

Asimismo, añadió que “nos vemos obligados a remover de su cargo de primer vicepresidente del Partido Republicano de Puerto Rico al senador Nazario y de cualquier otro cargo que ostente dentro de la estructura política. El ahora segundo vicepresidente, licenciado Jorge San Miguel, ocupará la primera vicepresidencia en lo que el partido reorganiza su estructura”.

Mientras, el senador novoprogresista Miguel Romero se mostró “sorprendido” con la noticia del arresto, pero inmediatamente destacó que todo apunta a que los cargos que enfrenta Nazario están relacionados con su rol, no como senador, sino como alcalde de Yauco, puesto que ocupó desde el 2001 hasta el 2016.

Romero reaccionó antes de la conferencia de prensa en que se brindaron detalles adicionales sobre las acusaciones contra Nazario.

“El pueblo de Puerto Rico, como percibe estas situaciones cuando ocurren, es que lo adjudican a un mal generalizado de mala administración pública y corrupción”, reconoció el senador por San Juan. “Una vez se den más detalles, pues se sabrá específicamente si se trata de actuaciones cuando fue alcalde y cuáles son las alegaciones específicas”, dijo.

Romero coincidió con la decisión del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, de remover a Nazario de la presidencia de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria y de sus sillas en otras comisiones senatoriales.

“Nos toca proteger la integridad y la institución”, dijo Romero.

Para el senador novoprogresista Henry Neumann, el arresto de Nazario también representa una sorpresa y dijo confiar que “al final del camino” todo sea una confusión.

“La primera reacción es de tristeza. Abel, ante todo, es un amigo de mucho tiempo y me coge por sorpresa”, mencionó Neumann. “Si al final del camino se comprueba que se ha cometido algún delito pues cada cual tiene que asumir su responsabilidad”.

Neumann reconoció que el arresto de Nazario se suma a una larga lista de sucesos que continúan empañando la figura de la clase política.

“No solo de los cuerpos legislativos, sino de todos los servidores públicos en puestos políticos. Algo que ha ocurrido demasiado a menudo en el pasado y empaña la labor que hacemos muchos buenos compañeros”.

Cauteloso en sus expresiones por ser integrante de la Comisión de Ética del Senado, el independentista Juan Dalmau Ramírez coincidió, en entrevista por separado, en el duro golpe que representa el arresto de Nazario para la clase política.

“No hay duda de que es un evento que profundiza el coraje y la decepción que tiene el pueblo de Puerto Rico con su clase política y una de las consecuencias terribles de estos eventos es que puede haber personas que les provoque generalizar y frustrarse, desestimularse de participar en eventos políticos que transformen la composición de esa clase política que condenan”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios