A 20 días de la elección general, el candidato demócrata le presenta a los puertorriqueños de la isla sus planes de desarrollo económico, acceso a fondos federales, la reconstrucción y los cambios que, de prevalecer en la contienda presidencial, le haría a la Ley Promesa.

Tres de los aspirantes a la gobernación alabaron hoy las promesas del candidato demócrata a la presidencia de EE.UU., Joe Biden, que incluyen proteger las pensiones de los retirados del servicio público, eliminar las políticas de austeridad impuestas por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), auditar la deuda pública, cancelar los préstamos del gobierno otorgados ilegítimamente, agilizar el uso de los fondos de recuperación tras los desastres naturales y extender a Puerto Rico el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), entre otros asuntos.

El exvicepresidente Biden tiene la visión correcta para Puerto Rico. Es hora de que nos traten con igualdad y yo trabajaré junto a él para lograrlo”, expresó el candidato novoprogresista a la gobernación, Pedro Pierluisi Urrutia, en declaraciones escritas.

Las propuestas del vicepresidente, están muy alineadas a nuestra plataforma de gobierno en asuntos federales. El vicepresidente Biden demuestra un compromiso con los puertorriqueños, nos conoce, respeta nuestra cultura y está comprometido a ayudar a Puerto Rico”, dijo, por su parte, el candidato popular a la gobernación, Carlos “Charlie” Delgado Altieri.

Él está hablando de tratar a los puertorriqueños con dignidad y respeto. Parece que copió las palabras nuestras. Él habla de invertir en el futuro, en iniciativas de desarrollo y apoyo a la familia. Ya habíamos hablado de eso, y de muchas otras cosas que está mencionando”, expresó, por su parte, César Vázquez, candidato del Proyecto Dignidad.

El candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, fue el único en marcar distancia y en instar a Biden a demostrar con actos su simpatía por Puerto Rico y no con promesas que buscan asegurar el voto de los boricuas que residen Pensilvania y Florida.

“Hoy que necesita los votos boricuas en Florida y Pennsilvania nos ofrece villas y castillas. La presunción tiene que ser que si gana será más de lo mismo para Puerto Rico. El movimiento se demuestra andando... (Biden) Fué Senador por 36 años y vicepresidente por ocho y no desplegó nunca iniciativa alguna con respecto a Puerto Rico. Para colmo de cuento permaneció impávido sobre la Ley Promesa y se hizo el sueco sobre el problema colonial”, dijo Dalmau Ramírez.

La candidata a la gobernación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Alexandra Lúgaro, y el independiente Eliezer Molina no respondieron a las peticiones de reacciones de El Nuevo Día.

Zayira Jordán Conde, candidata a comisionada residente del MVC, por su parte, indicó que las propuestas de Biden “si se traducen en acción, de ser electo, resultarían en el establecimiento de un nuevo camino en la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos, una alianza en la que Puerto Rico obtendría el respeto y la consideración que, como ciudadanos estadounidenses, nos corresponde”.

Biden, al contestar preguntas de El Nuevo Día, prometió, además, abogar por paridad en fondos Medicare y Medicaid para Puerto Rico, en incentivar la manufactura incluyendo a la isla en dos iniciativas. Una de estas propuestas trata sobre la inversión de $300,000 millones a 100 ciudades para el desarrollo de la innovación y la investigación. La otra iniciativa consiste en usar las compras del gobierno federal para motivar la producción sectores de la economía deprimidos, como Puerto Rico.

El lunes, el presidente Donald Trump, quien busca la reelección, volvió a prometer que impulsará la inversión de empresas farmacéuticas en Puerto Rico, pero al mismo tiempo dijo que hará lo mismo con otras jurisdicciones como Florida, Pensilvania, Ohio y Michigan.

Del mismo modo, Trump resalto el reciente endoso que recibió de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, quien en agosto perdió la primaria novoprogresista a la gobernación ante Pierluisi Urrutia.