Luego de asistir a una misa junto a sus padres e hijo mayor, la candidata exhortó a sus compueblanos a salir a votar.

Dana Miró, candidata a la alcaldía de Guaynabo en la elección especial de este sábado, exhortó al pueblo estadista de ese municipio a salir a votar para buscar un cambio.

En declaraciones ofrecidas a su salida de la Parroquia San Juan Evangelista, donde participó de la misa junto a su familia, Miró hizo un llamado “a que la gente salga a votar. Este es el momento, hoy es el día, hoy podemos hacer el cambio. Si usted quiere un cambio verdadero para Guaynabo, utilice su voto como su voz. Vaya y ejerza su voto, de 9:00 (a.m.) a 3:00 de la tarde”.

Horas más tarde, a eso de las 11:00 a.m. Miró ejerció su derecho al voto en el colegio de la Gersh Academy, en Villa Caparra, junto a su esposo Luis Vigoreaux, y se reiteró en los comentarios hechos más temprano al salir de la parroquia.

“Llegó el día mi gente. Hoy es que es. Estoy bien contenta, bien pompe’a, entusiasmada, aquí con mi familia. Vine a escuchar la palabra del Señor, y tengo la bendición de Él, y de mi párroco que siempre me ha acompañado, y de toda la comunidad que siempre me ha apoyado”, insistió la candidata.

“Ahora vamos a desayunar en familia. Tengo a mi hijo mayor conmigo, Jean Paul. Mi hija menor está ya en uno de los colegios. Luis (Vigoreaux) está en la movilización y repartiendo desayunos. Todo el mundo está trabajando desde tempranito”, agregó.

La candidata estuvo en compañía de su hijo mayor Jean Paul y sus padres Eddie Miró e Ita Medina.
La candidata estuvo en compañía de su hijo mayor Jean Paul y sus padres Eddie Miró e Ita Medina. (Teresa Canino Rivera)

Abordada sobre ese “cambio” que exhorta a buscar, explicó que “tiene que ser devolverle la estabilidad a Guaynabo, a que sea una administración limpia, íntegra, que trabaje por el beneficio del pueblo. Que confíen en que van a tener un oficial, una persona dirigiendo el pueblo, con integridad y con Dios por delante, y con esa experiencia administrativa que necesita tener para poder allegar los servicios a quien lo necesita”.

Agregó que, entre otros asuntos que necesita resolver Guaynabo, “los permisos se tienen que agilizar. La oficina de permisología está inoperante, bien lenta, y los comerciantes tienen mucho problema para venir a establecer aquí sus negocios para un desarrollo económico. Si nosotros queremos un desarrollo económico adecuado, fuerte, que nos lleve al progreso, nosotros tenemos que agilizar esa oficina”.

“Además de eso, tenemos que trabajar con lo que es la iluminación, la seguridad. Tenemos que trabajar con carreteras. Tenemos que trabajar con el sueldo de los empleados, para que se sientan mejor remunerados, estén más cómodos y puedan hacer de mejor manera su trabajo”, sostuvo.

Aunque aseguró tener “muchos planes”, admitió que “lo primero que todo, hay que llegar allí (a la alcaldía), hay que ver qué es lo que está pasando, para poder entonces empezar a ordenar la casa”.

Llamado a las mujeres

Miró se dirigió en particular a las mujeres del municipio, un grupo de las cuales ayer protagonizó una protesta en rechazo a uno de los candidatos, Edward O’Neill, cuyo padre Héctor O’Neill, tuvo que dejar la alcaldía en medio de un escándalo de acusaciones de abusos y atropellos de índole sexual que hicieron varias mujeres en su contra.

“Mujer, este es nuestro momento. Tenemos que unirnos. Tenemos que ir a votar hoy, con fuerza, utilizar tu voto como tu voz. Si eso no es lo que tú quieres para ti (a O’Neill como alcalde) este es el momento de cambiarlo. En mí vas a tener esta persona, esta mujer, que te va a apoyar, que te va a proteger y que te va a dar las herramientas que tú necesitas para echar pa’ alante. Así que, este es tu momento. Sal a votar. Tenemos la oportunidad para hacer el cambio que todas deseamos”, afirmó.

Además de los escándalos de índole sexual bajo la administración de Héctor O’Neill, Guaynabo enfrentó recientemente la abrupta renuncia de su sucesor, Ángel Pérez, bajo acusaciones de corrupción por parte de autoridades federales.

“Hemos vivido en los últimos años con unas situaciones de corrupción que son inaceptables. En mí administración no hay espacio para la corrupción. Yo soy una mujer íntegra, de valores, que mi papá y mi mamá me criaron bien, y que no me tiembla el pulso. Soy incapaz de hacer nada que sea ilegal, ante Dios, ante mis papás, ante mis hijos y ante el pueblo. Jamás voy a ponerlos en vergüenza”, aseguró.

“Conmigo vamos a trabajar en forma íntegra y transparente. Y el que no pueda trabajar dentro de este marco, entonces no puede formar parte de mi administración”, insistió.

Reiteró que, quien sea que gane la elección especial, tendrá que “hacer una evaluación, un diagnóstico, de todo lo que está pasando” en la alcaldía, pues tienen muy poca o ninguna información al respecto.

“Tenemos que entrar ahí y ver, en efecto, qué fueron las cosas que pasaron, esos contratos en qué marco se dieron. Hay que analizarlos, hay que evaluarlos, hay que fiscalizar. Y hay que hacer los cambios que haya que hacer”, evaluó. “Pero lo más importante para poder lograr eso y todas las demás cosas, hay que salir a votar”.

“Si no salimos a votar, mi gente, si no utilizamos hoy nuestra voz en voto, si no lo convertimos en voto, después no nos podemos quejar de que nos siguen pasando cosas. Tenemos que tomar acción, y este es el momento”, afirmó, la candidata, al tiempo que su papá, Eddie Miró, la respaldaba con la consigna de “con Dana, Guaynabo gana”.

💬Ver comentarios