Juan Ernesto Dávila advirtió que la Comisión Estatal de Elecciones necesita dinero para poder realizar las elecciones generales y el plebiscito.

Pese al caos que hubo el sábado pasado con el voto adelantado del Partido Nuevo Progresista (PNP), el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Juan Ernesto Dávila Rivera, dijo este martes que las primarias locales serán un “éxito”.

No obstante, Dávila Rivera reconoció que aún esperan por batas y mamelucos de seguridad para los funcionarios de colegio, que llegue la totalidad de papeletas y la publicación de los centros de votación.

“Están todas las oficinas (de la CEE) trabajando a su máxima capacidad para garantizar que este evento sea un éxito y el pueblo puertorriqueño pueda votar dentro de la pandemia”, sostuvo Dávila Rivera a El Nuevo Día luego de más de una semana sin conceder entrevista.

Dijo que cuentan con los materiales de seguridad como mascarillas, guantes y desinfectantes de mano, pero aún aguardan por las batas o mamelucos de seguridad.

“Mucho de este equipo de protección personal es de alta demanda. No está disponible aproximadamente 20,000 que es el número que necesitamos para funcionarios del PPD (Partido Popular Democrático) y del PNP (Partido Nuevo Progresista). No obstante, ayer culminamos una orden de compra para poder tener ese equipo así lo que lo debemos tener disponible para el 8 de agosto”, sostuvo.

Precisamente el 8 de agosto el PPD tendrá el voto adelantado y el día antes, votarán los confinados y las personas encamadas. Unos 8,766 electores pidieron el voto adelantado en el PPD. En las instituciones penales, 937 confinados solicitaron al PPD votar por adelantado, y 3,749 encamados hicieron lo propio.

Dávila Rivera dijo que ya el PPD y el PNP comenzaron el ensamblaje de los maletines y la tinta indeleble, que es suplida por una sola empresa, llegó en galones y empleados de su oficina se encargarán de colocarla en envases.

Respecto a los centros de votación, dijo que “ya la Comisión tiene este listado disponible” y lo publicaría en un suplemento.

El reglamento de primarias, que se aprobó hace solo una semana y media, es el documento que establece cuándo debe publicarse ese listado con los centros de votación. Ese documento no ha sido divulgado por la CEE ni aparece en su página oficial en internet.

Además, la resolución 37, aprobada por la Legislatura para mover la fecha de las primarias locales del 7 de a junio al 9 de agosto, fijó para el pasado 20 de junio la fecha límite en que la CEE debía determinar la “ubicación de los colegios de votación en centros de votación dentro de la unidad electoral en que estén domiciliados los electores que la componen”. La CEE, sin embargo, tuvo problemas para ubicar esos centros de votación al no encontrar respuesta o coordinación con el Departamento de Educación.

Dávila Rivera reconoció que algunos centros de votación para los electores habrán cambiado por el cierre de escuelas, los estragos del huracán María y más recientes los terremotos.

Dijo que están proveyendo a los electores un número telefónico al que deben enviar un mensaje de texto con su número de tarjeta electoral y, de inmediato, se le envía el centro de votación al que debe acudir. El número es el (787) 338-1616.

El excomisionado electoral del PPD, Eudaldo Báez Galib cuestionó ese mecanismo y dijo que no era el idóneo para orientar al elector.

“No lo es porque más del 80% de la ciudadanía no tiene la capacidad tecnológica para estar haciendo ese tipo de gestión. De hecho, el sistema electoral puertorriqueño siempre estuvo diseñado a base de un denominador de conocimiento mínimo. Es un sistema paternalista donde se le lleva de la mano al elector de principio a fin. De hecho, si no tiene transportación, se le lleva transportación”, apuntó.

Pero los centros de votación no parecen ser el único escollo que podría tener la CEE este domingo, el ente electoral debe contar con cerca de 20,000 funcionarios de colegio para atender a los electores. El comisionado electoral del PPD, Lind Orlando Merle Feliciano, ha dicho que le faltan funcionarios de colegio.

“Confiamos que tendremos los funcionarios de colegio”, se limitó a decir Dávila Rivera.

Cuestionado de manera directa si el 9 de agosto pueden faltar funcionarios de colegio, lo que dilataría el comienzo de votación o electores que desconozcan dónde acudir a votar, el presidente de la CEE dijo que confiaba en que tendrán los funcionarios de colegio y en que “la herramienta tecnológica” les ayude a ubicar los electores en los centros de votación que le corresponden.

¿Qué garantías tiene el elector de que el próximo domingo no se topará con el mismo caos que hubo el sábado pasado con el voto adelantado del PNP?, cuestionó este medio.

“Los comisionados electorales y este servidor estamos muy pendientes a la machina electoral, a la confección de los maletines. Ciertamente, hubo una confección en Java (Junta Administrativa de Voto Ausente y Voto Adelantado) PNP, pero tomamos las correcciones necesarias para que ese error no se repita”, afirmó Dávila Rivera.

Serán días intensos. Serán días de trabajo de 12, 14 horas fácilmente para todo el personal de la CEE. Hay que tomar en cuenta que ha sido un calendario electoral mucho más corto. No obstante, todas las energías están encauzadas en poder planificar este evento y que sea un éxito el 9 de agosto de 2020”, agregó.

Rechazó que deba renunciar a su cargo tras el desempeño exhibido al mando de la CEE.

“La realidad es que nosotros las gestiones administrativas las hemos hecho por completo. Hemos trabajando incansablemente para la realización de este evento. Yo no voy a entrar en una disputa con personas que han solicitado mi renuncia. El trabajo de administrar un proceso electoral cuando el presupuesto solicitado no se nos ha autorizado… son fácilmente $4 a $5 millones menos de lo que hemos solicitado para estos eventos. No es una tarea fácil. Yo me remito al récord. Nuestro trabajo está ahí y seguimos concentrados en el éxito de esta primaria”, apuntó.