"¡Claro que no!. ¿Cómo vamos a hacer eso?. Así respondió el secretario de Estado, Elmer Román, a información falsa sobre el cierre de supermercados en la isla por el coronavirus.

Las autoridades estatales consultan con el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) sobre posible violaciones de ley por parte de la persona que divulgó un audio en WhatsApp incitando a los ciudadanos a abastacerse de forma urgente porque supuestamente la gobernadora Wanda Vázquez iba a implantar un cierre total de los comercios, incluidos supermercados, farmacias y gasolineras.

Así lo informó el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer, quien dijo que también esperan por el Departamento de Justicia de Puerto Rico para someter cargos estatales por acciones que afectaban las medidas del gobierno para evitar la propagación del coronavirus COVID-19.

"Estamos consultando con el FBI y también con el Departamento de Justicia. Añadiéndole a eso, trabajamos con la Unidad de Crímenes Cibernéticos de la Policía para tratar de identificar positivamente a esta persona y que se le apliquen las sanciones", dijo Janer a El Nuevo Día.

"No se le puede permitir que una persona cause un caos así masivo con algo de índole no oficial, mal informado o hasta de mala fe", agregó.

Desde el viernes, a través de chats de mensajería como WhatsApp, circuló un audio de una persona que se identificaba como miembro activo de la iglesia Casa de Restauración y alegaba que Vázquez Garced se preparaba para anunciar un cierre total de todos los negocios, así como de los puertos, según una información provista por otro pastor de nombre Ángel Molina.

El sábado 21 de marzo miles de personas llenaron establecimientos comerciales para comprar suministros, lo que fue catalogado por expertos en salud como un riesgo de contagio, además de una reacción a información falsa.

"De la jurisdicción federal estamos esperando una contestación, pero al esta persona usar las redes sociales o WhatsApp podría violar las reglas de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) y entonces tendríamos que presentarlo a la FCC para ver si están interesados en radicar cargos", señaló Janer.

En el pasado, las autoridades federales han procesado en Puerto Rico a personas por utilizar redes sociales -como Twitter y Facebook- para publicar amenazas directas a personas o entidades, incluyendo la supuesta colocación de dispositivos explosivos en algún lugar.

"Es delito gritar fuego cuando no lo hay y cualquier tipo de aviso que no esté sucediendo y que obliga a las masas a movilizarse, e induce a una situación caótica, todo eso se puede penalizar", comentó Janer.

Por su parte, la portavoz del FBI en Puerto Rico, Lymari Cruz, indicó que no podía confirmar o negar que la agencia recibiera o estuviera investigando el referido del DSP.

No obstante, Cruz dijo que mantienen activa la página ic3.ogv para denunciar y evaluar querellas de personas que usaron los medios de comunicación para cometer crímenes.

"Puerto Rico no es el único sitio en el que se han tratado de aprovechar de la crisis para regar información falsa y crear alarma y tratar de vender remedios milagrosos", dijo Cruz, quien adelantó que esta semana iniciarán una campaña de orientación a través de las redes sociales, "para educar a la gente a comprender la modalidad de estas amenazas nuevas".

Expresó que "en cuanto al mensaje de WhatsApp, no negamos ni confirmamos, pero sí podemos decir que estamos bien decepcionados de que una persona pueda usar una situación como esta para causar pánico".

"No importa quién esté detrás, todos como pueblo deberíamos reconocer como pueblo que estamos en esto juntos", abundó. "Al ocasionar pánico, salen a la calle y se hacen daños a ellos y a otras personas, y dañan a la economía porque compran cosas que no necesitan y evitan que otros que sí la necesitan no puedan conseguirlas".

Mientras, Janer lució confiado de que a nivel estatal sí habría violaciones al artículo 6.14 de la Ley 20 del 2017, que crea el DSP.

Ese artículo indica que habrá multas de hasta $5,000 o cárcel de hasta seis meses para alguien que: "De una falsa alarma en relación con la inminente ocurrencia de una catástrofe en Puerto Rico o, si existiendo ya un estado de emergencia o desastre, disemine rumores o de falsas alarmas sobre anormalidades no existentes".

"Él (el hombre que habla en el audio) menciona un tal apóstol Ángel Molina, que se alega que llevó la información que propició el caos", dijo Janer.

Añadió que buscan a la persona para "entrevistarla".

"Hasta el momento, no hemos dado con la persona, pero estamos indagando y vamos a hacer que se cumpla la orden ejecutiva", manifestó. "No estamos atacando iglesias ni credos religiosos. Pero cuando en una emergencia, la libertad de expresión tiene sus parámetros".

Por otra parte, Janer se mostró optimista de forma general con el cumplimiento de la orden del toque de queda.

En las pasadas dos noches se han registrado reducciones en la cantidad de arrestos y denuncias en comparación con los primeros días posteriores a la medida implantada por el gobierno buscando distanciamiento social.

"Hasta ahora la gente se está comportando bien. La mayoría de los puertorriqueños están cumpliendo de una forma paciente la orden de la gobernadora y eso es lo que queremos", expuso.

"La información se toma un tiempo en filtrar (a los ciudadanos en general)... Va a salir una tercera circular especificando las cosas (del toque de queda). Yo espero que esta situación se resuelva gracias a que la gente está cooperando en gran parte", afirmó.


💬Ver 0 comentarios