W. Stephen Muldrow, Fiscal Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico. (GFR Media)
El jefe de la Fiscalía Federal, William Stephen Muldrow, explicó que la Oficina sobre la Violencia contra la Mujer del Departamento de Justicia de Estados Unidos otorgó fondos ascendentes a $3.9 millones a distintas entidades educativas y organizaciones que forman parte del grupo de trabajo.

El jefe de la Fiscalía Federal para el Distrito de Puerto Rico, William Stephen Muldrow, anunció la creación de un grupo de trabajo dedicado a combatir el alza en los casos de violencia de género y feminicidios en Puerto Rico.

Muldrow explicó, mediante comunicación escrita, que la Oficina sobre la Violencia contra la Mujer del Departamento de Justicia de Estados Unidos otorgó, además, fondos ascendentes a $3.9 millones a distintas entidades educativas y organizaciones que forman parte del grupo de trabajo.

Añadió, además, que su oficina dará prioridad a la investigación y enjuiciamiento de personas que violen los estatutos federales de violencia de género.

“El grupo de trabajo, compuesto por agencias federales y estatales, organizaciones sin fines de lucro e instituciones educativas, evaluarán la situación actual y ofrecerán recomendaciones inmediatas y a futuro para proteger a las mujeres contra la violencia de género”, indicó Muldrow en el escrito. El funcionario añadió que la iniciativa estará a cargo de la División de Relaciones Públicas e Involucramiento Comunitario de la Fiscalía Federal.

Vamos a llevar los casos que se nos presenten hasta las últimas consecuencias. A través de los años la Fiscalía Federal ha demostrado su compromiso de combatir la violencia de género, la trata de personas, la explotación de niños y otros crímenes de odio. Incidentes recientes en el distrito de Puerto Rico han causado preocupación entre los ciudadanos sobre la seguridad de las mujeres y otros grupos vulnerables", resaltó el también abogado.

"Reconocemos que encontrar soluciones requiere un esfuerzo colaborativo, así que en las próximas semanas nos reuniremos con diversos grupos y las agencias pertinentes para desarrollar estrategias multisectoriales de prevención y enjuiciamiento, y esto incluye el enjuiciamiento de casos de violencia mediante el uso de armas de fuego”, enfatizó Muldrow.

En cuanto a los casos de violencia con armas de fuego, Muldrow sostuvo que se diseñará para prevenir muertes antes de que ocurran mediante la activación de una campaña que “colocará sobreaviso a estas personas que abusan de otros” de que tienen prohíbido poseer armas de fuego. Además, llevarán a cabo programas de entrenamiento para los oficiales de agencias de ley y orden sobre como investigar crímenes de violencia de género.

“Los jueces también participarán de programas educativos sobre el impacto que sus órdenes pueden tener en casos criminales a nivel federal. Pero el aspecto más importante es el componente educativo para la población y para las entidades que ofrecen protección a víctimas de violencia de género sobre la importancia de reportar estos crímenes y de trabajar con las agencias federales. Todas estas iniciativas ayudarán a reducir la incidencia de estos crímenes, salvarán vidas y ofrecerán asistencia a las víctimas”, subrayó Muldrow.

Por su parte, la directora adjunta de la Oficina sobre la Violencia contra la Mujer, Laura Rogers, indicó que los $3.9 millones se repartirán de la siguiente manera:

· Universidad del Sagrado Corazón: $299,962- Fondos para el programa de reducción de casos de violencia de género, violaciones y agresiones sexuales, y acoso del campus.

· Taller Salud de Loíza: $225,000- Fondos para sus programas de víctimas de agresión sexual, violencia de género y acoso.

· Hogar Nueva Mujer Santa Maria de la Merced: $750,000- Fondos para el programa rural de agresión sexual, violencia de género y acoso.

· Oficina de la Procuradora de las Mujeres: $1,745,557- Fondos para el programa STOP de violencia contra las mujeres. Además, la procuraduría recibirá $418,575 adicionales para su programa de servicios para las víctimas de agresión sexual.

· Hogar Ruth Para Mujeres Maltratadas: $288,300- Fondos para el programa SASP, víctimas de agresión sexual.

· Coordinadora Paz para la Mujer y la Coalición Puertorriqueña contra la Violencia Doméstica y la Agresión Sexual: $243,619- Fondos para sus respectivos programas estatales y territoriales contra la agresión sexual y la violencia de género.

“Estos fondos ayudarán a las víctimas a escapar del abuso, recibir justicia y reconstruir sus vidas. Para las víctimas de violencia de género, los estresores adicionales de la pandemia añaden más peligrosidad a situaciones que de por sí son graves”, resaltó Rogers.