Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Mujer trans que conoció a África: “Fue como si me mataran a mí o una hermana”

Activistas denuncian las fallas de las autoridades al identificar el cuerpo de la primera víctima de transfeminicidio del año y expresan cómo se sienten ante la transfobia en el país

11 de febrero de 2024 - 12:00 PM

“Siento rabia y tristeza. Esto va más allá de la persona que mató a África. El odio es un problema social”
REPRODUCIR

“Siento rabia y tristeza. Esto va más allá de la persona que mató a África. El odio es un problema social”

Tras el asesinato a tiros de esta mujer transgénero en Santurce, la activista Anacaona Reyes denuncia la violencia y los múltiples problemas sociales que afectan a la comunidad trans en Puerto Rico.

Anacaona Reyes conoció a África caminando por las calles de Santurce. Desde el reconocimiento de que ambas eran mujeres trans, sus sonrisas se llegaron a encontrar, ya que en esas curvas no había rechazo. La activista se enteró de su asesinato la mañana después de que el cuerpo de la joven, de 25 años, fuera encontrado golpeado y con múltiples heridas de bala en la calle Aurora.

“He caminado las calles con ella. Fue como si me mataran a mí o una hermana. Lo sentí muy de cerca. Fue desesperanzador”, contó la artista desde el interior de un albergue de personas trans en la zona metropolitana, cuya dirección El Nuevo Día se reserva por seguridad.

El transfeminicidio de África Parrilla García fue el primero de 2024. Desde el transfeminicidio de Alexa Negrón Luciano, en 2020, otras ocho personas trans han sido asesinadas en Puerto Rico, de acuerdo con el Observatorio de Equidad de Género. Tanto Alexa como África eran personas sin hogar, negras y empobrecidas, que fueron también identificadas erróneamente como “hombres” por la Policía en sus informes a los medios de comunicación.

La activista trans Anacaona Reyes habló con El Nuevo Día sobre la vida de África Parrilla, víctima del primer transfeminicidio de 2024, y los retos y violencia que enfrenta su comunidad.
La activista trans Anacaona Reyes habló con El Nuevo Día sobre la vida de África Parrilla, víctima del primer transfeminicidio de 2024, y los retos y violencia que enfrenta su comunidad. (Josian Bruno Gómez)

No fue hasta casi seis horas después que la Uniformada informó que se había activado el Protocolo de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres y Personas Trans. Defensores de derechos humanos y la comunidad LGBTQ+ en la isla, entre ellos, Pedro Julio Serrano, denunciaron la manera de informar el transfeminicidio perpetrado la madrugada del viernes 2 de febrero.

Un transfeminicidio es “todo asesinato en el cual la víctima sea una persona cuya identidad o expresión de género, real o percibida, no corresponda con aquella asignada al nacer. Se refiere a la muerte violenta de una persona trans por razones de género”.

Fallaron en sus protocolos. Debieron haber puesto (que) asesinaron a una persona. Eso es lo que dice el protocolo cuando no se puede confirmar la identidad o expresión de género de la víctima”, denunció Serrano.

“No se trata de sensibilidades, se trata de seres humanos. Ellos tienen que cumplir con su obligación de investigar estos casos con respeto, empatía y sensibilidad. Estos asesinatos tienen unas particularidades que tienen que ser investigadas, precisamente, porque hay unos motivos reales de prejuicio y de odio”, enfatizó.

A pesar de ser descrita por tener ropa relacionada con los estereotipos del género masculino, los agentes identificaron, en su segundo informe, que tenía uñas postizas. El Nuevo Día supo también que se encontró una peluca en la escena.

Ante los señalamientos, la Policía manifestó, en declaraciones escritas enviadas a este medio, que, “en el proceso de investigación criminal, el hallazgo del cuerpo de una persona no permite una identificación clara de la víctima, ni siquiera a simple vista, debido a las circunstancias de la escena y porque el cuerpo no puede ser tocado”.

Del mismo modo, las autoridades atribuyeron que otro reto es cuando la familia de la persona asesinada identifica a la víctima con el nombre y género con el que ellos le registraron. “Sin embargo, nada de ello, afecta el que se realice una investigación exhaustiva y que se active el protocolo de investigación de transfeminicidios”, agregó.

En torno a este planteamiento, Serrano indicó que, en la mayoría de los casos, las familias rechazan la identidad de género de las víctimas y no mantienen relaciones cercanas por la misma “transfobia institucionalizada y normalizada en el país”.

Según el protocolo interagencial, la pesquisa se activa desde el principio para confirmar o descartar si la persona fue asesinada por motivo de su género. “La comunidad trans puede tener la certeza de que estamos trabajando con respeto, empatía y el compromiso de esclarecer los asesinatos de víctimas trans, procesar a los responsables y hacerles justicia”, expresó, por su parte, la Uniformada.

Fallaron en sus protocolos. Debieron haber puesto (que) asesinaron a una persona
Pedro Julio Serrano

Los peligros de trabajar en las calles

La Policía aún investiga la causa de muerte de África, quien trabajaba en las calles hace más de dos años para sobrevivir, de acuerdo con compañeras y residentes de Santurce que la conocieron.

“Al trabajar en las calles, te expones a muchos peligros. Muchas mujeres trans están en las calles y son invisibilizades porque mucha gente se cree que sus vidas no valen nada. No les dan el ‘spotlight’ (atención) que merecen y esos hombres se aprovechan de eso. Piensan, ‘si yo la mato aquí, a nadie le va a importar’”, contó LeQueen, artista trans quien conoció a África cuando iniciaba su proceso de transición de género.

En varias ocasiones, LeQueen buscó a África a un espacio “abandonado” en el que dormía, pero, cuando vio el lugar, reconoció que sus condiciones de vida no eran las mejores. “Todo el mundo tiene razones diferentes para trabajar en las calles. Muchas lo hacemos para sobrevivir”, puntualizó.

“Mi mensaje a las autoridades es que les den más trabajo a personas trans. Me fui de Puerto Rico porque no conseguía trabajo por la forma en que me veo. Pienso que mi imagen no afecta tu negocio, afecta tu prejuicio. Si ella (África) hubiera tenido un ingreso seguro, no hubiera tenido que recurrir a las calles”, recalcó LeQueen.

“Creo que esto nos pasó a todas. Hay una menos. He desistido un poco también de entrar en contar las personas trans que matan, que perdemos, porque es muy doloroso. De pronto, levantarte y seguir escuchando una noticia y ver los detalles que daban, porque me veía muy reflejada en ella”, compartió, entretanto, Anacaona.

“Creo que falta esa sensibilidad y esa intención de dar con las razones por las cuales nos matan hoy día en la sociedad”, cuestionó, al asegurar que los discursos de odio contra su comunidad han aumentado y los transfeminicidios son reflejo de ello.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: