Aquí el vídeo. Estas fueron las declaraciones del exalcalde de Guaynabo a su salida del Tribunal de Bayamón.

Luego de más de tres años a la espera de una sentencia, el exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill García, se declaró culpable este miércoles como parte de un preacuerdo en el caso que pesa en su contra por violencia de género, hostigamiento sexual y una violación a la Ley de Ética Gubernamental.

En la Sala 404 del Tribunal de Bayamón, quien fuera alcalde de Guaynabo por 24 años contestó en voz baja “culpable”, cuando la jueza María Trigo Ferraiuoli preguntó cómo se declaraba.

El desenlace al extenso proceso judicial se da a una semana de que O’Neill García renunciara a un juicio por jurado. La desinsaculación del jurado había iniciado el 1 de noviembre y estaba pautada para culminar el 10 de diciembre.

Como parte del preacuerdo, se mantiene un cargo por violación al artículo 3.1 (maltrato en una relación de pareja) de la Ley de Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica y un cargo menos grave de hostigamiento sexual en el empleo.

Se reclasificaron dos cargos: uno por el artículo 3.5 (agresión sexual en una relación de pareja) cambió al artículo 3.1 de la Ley 54. Además, el artículo 2.2 por una violación a la Ley de Ética Gubernamental (aprovechar su posición para obtener un beneficio sexual), se reclasificó al artículo 263 del Código Penal.

Estos dos delitos menos graves conllevan una multa sugerida de $750 cada uno.

Según Miguel Colón Ortiz, de la Oficina del Fiscal Especial Independiente (Opfei), O’Neill “hace alegación de culpabilidad por un cargo reclasificado de Ética a negligencia en el cumplimiento del deber, el cual imposibilita al señor O’Neill de ocupar nuevamente cargos públicos”.

En ambos delitos graves por violaciones a la Ley 54 se recomienda un máximo de pena de tres años. Sin embargo, el exalcalde no tendrá que cumplir tiempo en prisión, pues cualificaría para probatoria.

“Por eso se llama una negociación. En una negociación ninguna de las partes obtiene todo lo que quiere. Van cuatro años ya y han podido ver que el estado anímico y psicológico de la víctima ha ido empeorando”, sostuvo Leticia Pabón Ortiz, de la Opfei.

“Analizamos lo que era más conveniente para la perjudicada en este caso”, expresó Pabón Ortiz. “La vulnerabilidad y la recomendación de la víctima en este caso fue lo que pesó más para nosotros llegar a este acuerdo”, agregó Colón Ortiz.

El preacuerdo entre las partes también incluyó que O’Neill García reembolsara la cantidad de $12,000 a la Opfei para cubrir parte de los gastos del acuerdo judicial. El exalcalde pagó la suma con un cheque.

“Hoy termina este proceso para mí”

O’Neill García, quien lució cabizbajo y contestó en voz baja las preguntas de la jueza Trigo Ferraiuoli, intentó evadir a los medios de comunicación a su salida de la Sala 404, deteniéndose solo unos instantes mientras esperaba por el elevador.

“No voy a contestar ninguna pregunta, solamente voy a decir lo siguiente. Hoy termina este proceso para mí, pero mañana empiezan otros procesos con muchos y muchas”, indicó el exalcalde, sin explicar a qué se refería.

Por su parte, el licenciado Harry Padilla se mostró complacido con el preacuerdo, pues su cliente no tendrá que ir a la cárcel.

“Todos los casos penales son difíciles, pero la felicidad de un abogado es poder echarle el brazo a su cliente y decirle ‘vámonos y resolvemos’… No hay cosa mejor para un abogado postulante que su cliente vuelva al seno del hogar. Y estoy contento, porque la realidad es que don Héctor vuelve a su hogar sin ningún problema”, sostuvo el abogado.

El caso contra O’Neill García comenzó con 13 cargos que involucraban a dos mujeres, pero se fueron desestimando cargos y se dividió en dos procesos, uno de los cuales fue desestimado. El juicio estaba pautado para iniciar el 15 de marzo.

La vista para dictar sentencia fue señalada para el 18 de febrero de 2022.

💬Ver comentarios