A la izquierda, Natalia Ayala Rivera. Derecha, Carlos Julián Maldonado, imputado del accidente “hit and run”.
A la izquierda, Natalia Ayala Rivera. Derecha, Carlos Julián Maldonado, imputado del accidente “hit and run”. (Archivo)

El Ministerio Público contará con más de una treintena de testigos en el juicio por derecho que enfrentará Carlos Julián Maldonado Dávila –tras múltiples atrasos– por el accidente “hit and run” en el que murió la joven Natalia Ayala Rivera, en la madrugada del 5 de enero de 2022.

La defensa de Maldonado Dávila notificó ayer, lunes, que su cliente renunciaba a su derecho de juicio por jurado, por lo que el juicio se verá por tribunal de derecho. Según el fiscal Ángel García Rodríguez, esto retrasó nuevamente el proceso, pues el Ministerio Público estaba listo ayer para la vista de desinsaculación del jurado.

“Originalmente, este caso entendíamos que se iba a ver por jurado, obviamente nosotros nos habíamos preparado para escoger un jurado, no para desfilar prueba”, indicó a los medios en el Tribunal de San Juan.

El inicio del juicio quedó pautado para el 31 de enero, mientras que el 26 de enero se llevará a cabo una vista para marcar la evidencia. Previamente, la jueza Durán Guzmán había separado tres semanas para el proceso judicial.

En el proceso de vista preliminar, la Fiscalía presentó más de una docena de testimonios en dos días, así como más de 250 piezas de evidencia. El 13 de abril del año pasado, el juez Jimmy Ed Sepúlveda Lavergne encontró causa para juicio contra Maldonado Dávila.

La fecha original de inicio del juicio era el 12 de mayo de 2022. Desde entonces, el proceso se ha visto retrasado en múltiples ocasiones ante la jueza Nerisvel Durán Guzmán.

Los hechos ocurrieron hace más de un año, poco después de la medianoche del 5 de enero, en el área del paseo en la calle Calaf, hacia la salida de la PR-22, en San Juan. Según el testimonio –en la vista preliminar– de Carlos Sosa Bigio, amigo de Natalia que la acompañaba esa noche, la joven se detuvo allí por una goma vacía.

Fue allí donde un conductor los impactó a ambos y se dio a la fuga. Sosa Bigio, quien resultó herido en el “hit and run”, transportó a la joven herida en el asiento trasero de su propio auto porque, según comentó, la ambulancia tardó en responder. A eso de las 2:42 a.m., la hermana de Natalia le informó en una llamada telefónica que la joven había fallecido.

Maldonado Dávila fue identificado por la Policía como el propietario de la guagua BMW color azul que presuntamente impactó fatalmente a Natalia. En la vista preliminar, una agente de la Unidad de Crímenes Cibernéticos del Departamento de Justicia testificó que el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) de la guagua que le ocuparon al acusado, lo ubicó en el lugar del accidente.

El acusado, exdirector de la Oficina de Turismo del Municipio de Barceloneta, enfrenta cargos por violación a la Ley de Vehículos y Tránsito y se expone a un máximo de 10 años de cárcel. Está en libertad tras prestar la fianza de $100,000 impuesta tras la radicación de cargos, casi dos meses después del accidente.

💬Ver comentarios