El presidente del Senado, Thomas River Schatz. (GFR Media)
El presidente del Senado, Thomas River Schatz.

El juez Anthony Cuevas Ramos del Tribunal de San Juan dio cinco días al Senado de Puerto Rico para que termine de publicar la información sobre los salarios de sus empleados, datos que fueron solicitados por la candidata a representante por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) al Distrito 3 de San Juan, Eva Prados Rodríguez.

Se concede el término final de cinco días a partir de hoy para cumplir con la orden emitida en la sentencia”, establece la decisión.

La determinación de Cuevas Ramos se produjo luego de que Prados Rodríguez presentó una moción de desacato por entender que el Senado no entregó toda la documentación requerida. En entrevista con El Nuevo Día, la también abogada explicó que la información que falta está relacionada a los sueldos de exempleados de la Cámara alta, así como ajustes salariales que no fueron revelados originalmente.

El mismo Senado en su moción, cuando presentamos la notificación de desacato, reconoció que falta información. Coincidimos en que no se ha publicado y el tribunal le da cinco días para publicar la información”, dijo Prados vía telefónica.

“Lo que está en discusión ahora mismo es la publicación de salarios de exempleados, tanto de este cuatrienio como del cuatrienio anterior”, agregó.

El 23 de octubre, los abogados del Senado presentaron una moción solicitando que se desestimara la petición de desacato sometida por Prados Rodríguez al señalar que la información de los salarios del año 2020 se publicó el mismo día en que Cuevas Ramos emitió la sentencia, que la información relacionada al 2016 fue publicada al día siguiente y que la información de los años 2017, 2018 y 2019 fue publicada tres días después de la notificación de la sentencia. Falta por publicarse la información de los años 2013 al 2016.

La semana pasada, Cuevas Ramos declaró ha lugar una petición de la aspirante para que dicho cuerpo legislativo divulgara los salarios de todos sus empleados por los pasados ocho años. El juez ordenó al Senado entregar la información a Prados Rodríguez “inmediatamente y sin demora alguna”.

Asimismo, Cuevas Ramos rechazó que los empleados públicos estén en peligro si se revela su salario. El juez sostuvo que otros salarios públicos son regulados por ley, por lo que se conocen sus cuantías y esa realidad no necesariamente ha dado paso a ataques a la seguridad personal de figuras como jueces y legisladores. Incluso los maestros y los policías están sujetos a escalas salariales, recordó.

El viernes pasado la Cámara de Representantes publicó parte de los salarios de sus empleados. Mientras, la Rama Judicial hizo lo propio ayer. Esto ante denuncias de transparencia de diversos sectores.

Los documentos revelados por la Legislatura mostraron sueldos exorbitantes para asesores y contratistas, algunos siendo políticos derrotados. La directora de la Oficina de Washington del Senado, Carmen Feliciano, cobra más de $13,000 al mes. Mientras, en la Cámara de Representantes la directora de la Oficina de Base de Fe, Wilmarie Leduc, devenga más de $10,000 mensuales.

De otra parte, Prados Rodríguez detalló que la Cámara de Representantes no ha publicado los salarios de los empleados que contrató luego de junio de este año, así como varios ajustes salariales. Aunque la abogada presentó solicitudes de información a este cuerpo, no es parte de la demanda incoada en el Tribunal de Primera Instancia.

Entretanto, Prados Rodríguez denunció que la Superintendencia del Capitolio y la Oficina de Servicios Legislativos no han publicado los salarios de sus empleados. “Yo te puedo decir que ahí se está usando un tecnicismo legal, porque quien dirige la Oficina de Servicios Legislativo y el encargado de la Superintendencia son nombrados por la Rama Legislativa”.