La exgobernadora Wanda Vázquez sale de la sede central del Negociado Federal de Investigación (FBI) el pasado julio.
La exgobernadora Wanda Vázquez sale de la sede central del Negociado Federal de Investigación (FBI) el pasado julio. (Carlos Rivera Giusti/Staff)

La exgobernadora Wanda Vázquez Garced emitió este jueves sus primeras expresiones públicas luego que el juez federal Raúl Arias Marxuach dejó sin efecto la orden de mordaza en el caso criminal que enfrenta junto a otros dos coacusados.

“Me encuentro con mi equipo legal analizando el contenido y alcance de la nueva orden emitida. En su momento brindaré declaraciones adicionales, como siempre lo he hecho, de frente a mi pueblo y hablando con la verdad”, expresó Vázquez Garced en declaraciones escritas circuladas a los medios de comunicación a través de un portavoz.

En una orden emitida en el día de hoy, Arias Marxuach dejó sin efecto la mordaza debido al “acuerdo unánime” de las partes a favor de eliminarla.

El primero en expresarse en contra fue Mark Rossini, a quien luego se unió Vázquez Garced y ayer el banquero Julio Herrera Velutini.

Arias Marxuach señaló que los tres acusados “argumentan que la orden” debe ser eliminada porque “limita la habilidad de defenderse de “cobertura mediática desfavorable”.

El juez destacó que la Fiscalía federal también planteó que por el momento no se oponía a que la orden fuera eliminada.

Las reglas del tribunal federal permiten que el juez imponga sanciones a los abogados que divulguen información producida en el descubrimiento de prueba o hagan expresiones contrario a las reglas.

Las autoridades acusaron, el miércoles, 3 de agosto, a Vázquez Garced, Herrera Velutini y Rossini por cargos de conspiración, soborno y fraude. Los tres se exponen a 20 años de prisión.

Herrera Velutini es el dueño de Bancrédito International Bank & Trust, mientras que Rossini ex un exagente del FBI que trabajaba como consultor privado.

Según la acusación del Gran Jurado Federal, los tres conspiraron para que Vázquez Garced recibiera aportaciones a su campaña a la gobernación de parte del banquero, con la ayuda de Rossini, a cambio de que la entonces funcionaria sacara a George Joyner de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), para así poner fin a la auditoría que había detectado transacciones sospechosas en cuentas del banco de Herrera Velutini.

💬Ver comentarios