Alexandra Vega
💬

George Floyd: palabras inolvidables

Conversábamos por teléfono cuando mi amiga Shirley estalló en llanto. Me contó del vídeo en que aparecía un hombre que no podía respirar y, en su agonía, llamaba a su mamá.

Los cuatro policías involucrados no habían sido detenidos todavía. Shirley, afroamericana residente en Minneapolis, sollozó con rabia:

“¡Si ellos le hubieran hecho eso a un perro, ya los habrían arrestado!”, exclamó.

Palabras inolvidables.

La espantosa muerte de George Floyd reabrió las heridas causadas por el racismo que Shirley experimentó en la escuela superior en Biloxi, Mississippi. Durante décadas trató de escapar de la angustia provocada por el prejuicio. Ahora tenía que enfrentarla nuevamente.

Su esposo, que es blanco, también. Pero él jamás había comprendido el dolor con el que ella había crecido. Tampoco se sentía parte del problema. Tenía su conciencia tranquila. “Quizás demasiado tranquila”, comenta ella.

Todo ha cambiado después del 25 de mayo. Él ha entendido que el racismo es parte del sistema, no en un allá, sino en su aquí: en su ciudad, en su mundo.

Su paulatino despertar ha aliviado a Shirley. Sentirse más comprendida la ha empoderado.

También ha sido sanador visitar tres veces el lugar, cerca del cruce de la Avenida Chicago y la Calle 38, donde murió Floyd. Allí se rinde homenaje a su memoria.

“Es un espacio con mucha vida. Siempre hay música, regalan alimentos y hay un sentido de camaradería entre todos”, cuenta ella.

Desea llevar a su familia. “Allí se recuerda el sufrimiento, pero también se afirma la esperanza. De que tenemos corazón. De que no permitimos que haya crueldad humana sin reaccionar”.

Y aunque le duele profundamente ver tantos negocios y edificios destruidos durante las manifestaciones, hoy se enfoca en la esperanza.

“Si pudimos mandar a alguien a la Luna, entonces de seguro podemos lidiar con el racismo. Es un asunto humanitario. Tenemos que trabajarlo porque limita las posibilidades de a dónde podemos ir como nación y como mundo”.

Otras columnas de Alexandra Vega

domingo, 2 de agosto de 2020

Ahí está la sabiduría

No podemos evitar las tormentas, pero podemos luchar para evitar los contagios. Y en reconocer esa diferencia…. Ahí está la sabiduría, escribe Alexandra Vega

viernes, 1 de mayo de 2020

Basuarte: hacer arte de la basura

Los basuartistas son magos de la transformación. Es un arte que vale la pena aprender, escribe Alexandra Vega

domingo, 5 de abril de 2020

¡Cállate!

En tiempos turbulentos como estos, escuchar es un arte. Y como todo arte, requiere esfuerzo consciente, y práctica., escribe Alexandra Vega

jueves, 27 de febrero de 2020

Amarga dulzura

Para muchas personas, mejorar la alimentación requiere más que una dieta; requiere una comunidad, escribe Alexandra Vega