Paul E. González Mangual
💬

Ni rojos ni azules

Luego de completados los primeros dos años de este gobierno, es fútil reflexionar y volver a caer en la sublime realidad de que, no importa si es rojo o azul, al final todos nos decepcionan. Sin embargo, la culpa no la tiene un político en específico; la culpa la tiene el sistema arcaico, corrompido y destinado al fracaso que hemos engrasado por décadas.

La pregunta es, ¿tendremos los puertorriqueños el apetito para cambiar el enamoramiento ciego hacia los colores rojo y azul?

Mientras el mundo real cambia y evoluciona en tiempo récord, los partidos en el poder continúan arrastrando ideas de las décadas de 1950, 1960 y 1970, vendiéndoselas al pueblo como las grandes soluciones de esta nueva generación. Como dijo el célebre Albert Einstein, la definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. No podemos continuar votando y creyendo en las mismas ideas políticas y esperar que nuestro país cambie. Tenemos que cambiar nosotros primero.

Hay que comenzar a buscar soluciones en otras esferas y contemplar el entorno con un lenguaje diferente al estatus, el mantengo, las excusas de siempre y las inconsistencias del sistema. A diario nos vestimos de los colores de la bandera y gritamos a los cuatro vientos lo orgullosos que nos sentimos de haber nacido aquí. Pero ¿cuán dispuestos estamos a bajar la bandera del partido político y subir a lo más alto la de la isla que nos vio crecer?

Si sacamos el verdadero amor por nuestro país, no hay estatus colonial ni junta fiscal que impida el potencial que tenemos de ser una gran nación nuevamente. Por eso se necesitan boricuas que saquen el orgullo patrio, que activen la genética taína, que enciendan la sangre africana, que se atrevan a saltar fuera de la caravana, que renuncien a la unión, que piensen en el colectivo y que transformen su pensar. En este punto, solo nos queda encontrar a esos puertorriqueños que amen más al país que los vio nacer que a los partidos políticos de siempre.

Quizás este 2019, todo sea diferente y los encontremos.


Otras columnas de Paul E. González Mangual

martes, 24 de diciembre de 2019

Querido Santa

El empresario y bloguero Paul E. González escribe por primera vez en años una carta a Santa Claus para pedirle milagros y sonrisas para Puerto Rico

jueves, 31 de octubre de 2019

Les llegó la hora

De acuerdo con Paul González Mangual, es tarea de todos salir de la zona de confort y llenarse de valentía como Agüeybaná, los indios taínos y los chilenos, y sacar de circulación a semidioses capitalistas con traje y peluca dorada.

martes, 24 de septiembre de 2019

Todo para ganar

Paul González insta a cambiar la percepción negativa que se refleje de los puertorriqueños tras comentar la imagen errada que muchas veces se difunde en torno a México

martes, 27 de agosto de 2019

Nos vemos en 2020

Paul E. González señala que las nuevas generaciones pasarán factura a los políticos en las elecciones de 2020