Edgardo Rodríguez Juliá
💬

Adiós, mundo necio

Queridos amigos, amigas y amigxs, todos, tod@s, todas y todes… Hoy me siento como se sintió el Vate, Don Luis Muñoz Marín, cuando chinchorreando por esas carreteras de montaña adentro se encontró con aquel rótulo que anunciaba, con todo descaro, el “Agapito’s Bar”. El Vate, indignado por la transculturación en Spanglish que ya se vivía, pronunció un discurso famoso. Yo, que por escribir sobre ese mismo Vate fui tildado de “patriarcal” y con ocultas ambiciones políticas -¡en quién estaría pensando semejante crítico!- tengo que escribir este artículo. Hay golpes bajos de dios que merecen un grito.

Otras columnas de Edgardo Rodríguez Juliá

sábado, 10 de septiembre de 2022

La salud del Imperio

Para no sucumbir a la facilidad de las consignas partidistas, o a una visión maniquea o tendenciosa de la Historia, debemos asumir la complejidad de nuestra contradictoria herencia colonial, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

sábado, 6 de agosto de 2022

Un verano sin él

Más que un artista Bad Bunny es un producto, una compleja “marca” … También es la pegatina perfecta de todas las consignas libertarias, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

sábado, 9 de julio de 2022

La futilidad

El estatus no es que no esté en issue sino que, por ahora, no es el issue. Y nuestra mediocre clase dirigente debe entenderlo así, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

martes, 5 de julio de 2022

Picando alante

Picando alante logra esa ganadora conjunción de lo cómico con lo trágico y sus matices líricos, sentimentales, y hasta tiernos, que bien representan lo más agraciado de nuestra humanidad puertorriqueña, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: